Search results for "agavaka"

agavaka V. gagantsi1.

gagantsi₁ 1vt. {yagakero} avt. conseguir; alzar; coger; recoger. ¿Tyara pagakero pigamisate oga pogagutakarira?, mameritari pashi okyarira. ¿Dónde has conseguido la camisa que tienes puesta?, pues tú no tenías una (camisa) nueva. bvt. casarse con, contraer matrimonio con. Ogari oketyorira yagaveta ige okamapitsatakeri, impo pashinikya yagai. La primera (mujer) con quien se casó mi hermano se murió, entonces se casó con otra. cvt. cosechar. Maika panikya osampatanakera turigo agakenkanira. Ahora el trigo está casi listo para ser cosechado. dvt. morder (serpiente). Impogini inti iokagutaka maranke kintaronkeni yagakeri, yavuatanakari, ikaemakagakeri eeeee ee, yogamagakeri. Entonces se encontró con una loro-machaco que lo mordió, se le enroscó, lo hizo gritar eeeee ee y lo mató. evt. llegar a. Opokai agapaakero omaraneku inchapoa otikakero tyampa onkenae. Regresó y llegó a un gran tronco que impedía que pasara (lit. por dónde iba a ir). • Cuando aparece con -vage cont. en el contexto de un viaje, significa llegar a un lugar lejano. Okenuntevageigai e, e, e, agavageigapairo otsapiku. Caminaron muy lejos e, e, e, y llegaron al canto de (la chacra). ; • Cuando aparece con -arep., significa recuperar algo perdido. Opegaka nogamisate nokogagevetaaro, tera nagaero. Mi camisa se perdió y la busqué por todas partes, pero no la recuperé. ; • Cuando aparece con -an abl., significa causar la muerte de o vencer a (p.ej. hambre, cansancio, sueño); muchas veces incluye también -vage cont. Nomantsigavagetanakera mameri tyanimpa neakenane, panikyatyo agavagetanakena nomire. Cuando estaba muy enfermo, no había nadie que me cuidara y casi morí de sed (lit. casi me cogió mi sed). ; • Cuando aparece con -av rec., tiene los significados de recibir o de coger, detener, inmovilizar (p.ej. a alguien que está escapándose o moviéndose hacia uno, a alguien que quiere irse o se va; coger algo tirado). Antari iatakera notomi kamatikya, inti gavakeri igokine. Cuando mi hijo fue río abajo, su tío fue el que lo recibió. Atsi gavaero. A ver, cógela. Iaigake maganiro imuvageigakerira yantavageigakera, ovashi yogari Perero yagaigavairi. Todos se fueron para ayudarle en sus trabajos, y lo que resultó es que Pedro los detuvo allá. ; • Cuando aparece con -aki trans. o -ut/-it ráp., significa ir a traer; para decir lo trajo o lo recogió se usa yagakitiri. Kamani noatake katonko nagutera sekatsi. Mañana voy río arriba a traer yuca. Iatashitutiri itomiegi yagaigakitiri. Sus hijos fueron con el propósito (de traerlo) y lo trajeron. ; • En algunas regiones se emplean las frases ¿Tata page¿Qué vas a conseguir? y ¿Tata pagi¿Qué has conseguido? para saludar en el camino o para preguntar por el propósito de un viaje (véase gagantsi2). 2vr. {agaka} llegar (una fecha o día). Impogini agaka kutagiteri iripokantaemparira osuraritsite ovetsikake shitea. Entonces llegó el día cuando iba a regresar su marido, y ella preparó masato. • Cuando aparece con -av contr., significa atajarse o cogerse en algo. Yogari notomi itimpatuakero itsagaro agavakara saviaku, tyampa inkantaero. Cuando el anzuelo de mi hijo se atajó dentro del agua, lo arrancó porque no había otro remedio (lit. qué podía hacerlo).

yagapagerotyo yogakero₁ ahí mismo él lo/la capta. Yogari notomi inti kagemaneri, ikemumatakera omatikunkanira, yagapagerotyo yogakero irirori. Mi hijo tiene buen oído; apenas escucha que se canta algo, ahí mismo lo capta.

seripigari m. curandero, chamán. ◊ El papel más importante que desempeñaba el chamán tradicional era mantener contacto con los espíritus buenos (inetsáane) para curar a los enfermos, especialmente a los que estaban graves (véase mantsigarintsi). Según se pensaba, había ciertos espíritus que pertenecían a cada chamán por ser los hermanos, hijos y otros familiares del espíritu especial con que él hacía contacto. Se decía que a veces el chamán se trocaba con ese espíritu para que él mismo viniera a hacer la curación; de otra manera, a veces el chamán recibía de los espíritus una planta medicinal, mayormente una especie de ivenkiki, o de pocharoki, con la que podría sanar al enfermo o que podría sembrar para usar en el futuro. Se pensaba que aunque eran los espíritus quienes realizaban las curaciones, solamente un chamán poderoso podía lograr el contacto con ellos que fuera necesario para conseguir su ayuda. ¶ También algunos chamanes se dedicaban a buscar por medio de visiones, a veces conjuradas por el uso del tabaco, el camino a la tierra de los inmortales (terira ineero igamane), para enseñar la ruta a sus paisanos y así vivir todos por siempre sin morir. El término seripigari se deriva de las palabras seri tabaco y pigatagantsi alucinar. ¶ Tradicionalmente, cuando un chamán quería hacer contacto con los espíritus o trocarse con uno de ellos (inkitsagavakagaigakempara), escogía una noche sin luna. Se sacaba la candela fuera de la casa para que ésta se quedara en plena obscuridad. Después de tomar el ayahuasca sin la cual, según se pensaba, sería imposible encontrarse con los espíritus e ir a ellos, el chamán utilizaba una escalera especial (igenampiro) para subir hasta la cumbre de la casa y salir por ella. La escalera típica era un solo palo casi vertical con solamente un peldaño abajo y uno o dos arriba. (Este mismo tipo de escalera igenampiro fue usado también por los brujos matsikanari.) Según se decía, la escalera era una prueba de la autenticidad de cualquier hombre que pretendía ser chamán. Si era un chamán verdadero, debía de poder subir y salir por la cumbre de la casa por medio de este tipo de escalera. Se decía que los impostores hacían sus escaleras con dos palos y muchos peldaños.. Ikenkitsatakotaganira seripigari pairaninirira yogara igamarampite, iroro ikemavakerora oshinkitanakerira, yatagutanake igenampiroku, ipatosavakotanaka, asa ipegaenkatanaka. Arisanorika ipaitaka seripigari patiro ipavitake inchakii. Yogari terira impaitempa ontirira yamatagaka, ipevirigiitanakero inchakii. Se cuenta que cuando un chamán que vivía en los tiempos antiguos tomaba su ayahuasca, apenas sentía los primeros efectos de mareos, subía en su escalera dando palmadas y desaparecía. Si (un hombre) era un chamán verdadero, hacía su escalera de un solo palo (con solamente un peldaño). El que no era un chamán verdadero, sino que estaba engañando, la hacía (de dos palos) con muchos peldaños. ¶ Como todo se hacía en la oscuridad absoluta nadie podría ser testigo del éxito o el fracaso del chamán. Se decía que si se trocaba con un espíritu para que éste viniera a realizar una curación, el espíritu venía con la cushma y la forma exacta del chamán mientras él tomaba la forma invisible del espíritu. Si se alumbraba al chamán mientras estaba haciendo el contacto con sus espíritus auxiliares, se pensaba que éstos se enojarían con él y él moriría. Inetsaane seripigari saankariite inake, irorotari yogantakarorira igamarampite okantakera pitse pitse pitse, pintsivoviterira iniavakagaigakara, pinkisakagantakeri seripigari inkisakeri inetsaane inkamake. Los espíritus auxiliares de los chamanes son espíritus buenos invisibles, y por eso cuando el chamán toma ayahuasca tiene que hacerlo en plena oscuridad pitse pitse pitse y si los alumbras cuando están conversando, condenas al chamán a ser castigado por ellos y a morir. ¶ Cuando el espíritu regresaba a su casa, el chamán llamaba a su esposa para que le trajera la candela otra vez dentro de la casa y le alumbrara para que él pudiera bajar del techo. Yogari seripigari yogara igamarampite ikitsagavakagaiganaka inetsaane, irirokya pokankitsi ivankoku seripigari irogavintakera mantsigari. Yogari seripigari irirokya atankitsi ivankoku inetsaane ineakerira. Cuando el chamán tomaba su ayahuasca, se trocaba con uno de sus espíritus auxiliares (de manera que el espíritu) venía a la casa del chamán para curar al enfermo. El chamán, por su parte, iba a la casa de sus espíritus auxiliares a visitarles. ¶ Tradicionalmente se decía que el verdadero chamán (seripigarisanorira o, antiguamente, antyavígari), podía traer a sus espíritus auxiliares hasta la casa (ipokakagakeri) en plena luz de la luna durante una fiesta, y servirles ovúroki. En este caso no había necesidad de subir a ellos por la escalera sino que traía a uno o dos de ellos del monte o de la chacra y solamente se quedaban un rato y se iban otra vez. Para ir a traerles decía: “nagutera namatagane” “voy a traer mi engaño”, lo que equivalía a decir que iba a recibir a una gran autoridad. Su esposa tendría el masato listo y el patio de la casa bien barrido con las esteras tendidas. Según se contaba, los saankariite venían vestidos de cushmas muy rojas y tomaban y tamboreaban hasta que cantaba el gallo. Se decía que a veces, por la mañana, todo el patio se encontraba lleno de manchas de achiote, señal que uno o más espíritus habían pasado la noche conversando y tomando con el chamán casi hasta el amanecer cuando regresaban a sus domicilios. Yogari seripigari irirosanorira yamaigakeri inetsaane pankotsiku yoviikakagaigakari shitea. Okutagitevetanaka kiraatuivagetake ivotsote. El verdadero chamán trae a sus espíritus auxiliares a la casa y los hace tomar masato. Cuando amanece todo el patio está rojo con su achiote. ¶ Tradicionalmente los chamanes llevaban constantemente en sus chuspas unas piedritas brillantes saakiri como, por ejemplo, cristal de roca o cristales de cuarzo, a las que se referían con el término serepitontsi o iserepito. Estas piedras cristalinas parecían tener algo en el centro que para el chamán era ivatsa inetsaane tinkamitakarorira mapu la carne o el cuerpo de su espíritu auxiliar que residía dentro de la piedra. Se consideraba ser el poder bueno del chamán. Los chamanes conseguían iserepito de otros curanderos o chamanes o, si no, el que tenía interés en ser chamán las buscaba creyendo que estas piedras tenían el poder de cuidarle y de ayudarle en su profesión. A veces los chamanes trataban a una de sus piedritas como a hijo diciendo que había un niño que residía en la piedra; si la piedra era muy brillante, se pensaba que quizá un jaguar vivía en ella y si el chamán estaba convencido que así era, soplaba en la piedra en la noche creyendo que de esa manera tomaría la forma del jaguar y vendría a proteger la casa en contra de los demonios kamagarini comiéndolos por si venían. ¶ Se pensaba que había que dar comida, en forma de jugo de tabaco, al poder que vivía dentro de las piedritas, porque de otra manera sufriría del hambre y se escaparía dejando al chamán sin poder. Cuando estaba en casa, sacaba sus piedras de su chuspa más o menos dos veces por semana, las ponía en una calabaza pamoko y echaba jugo de tabaco en ellas. Al día siguiente cuando ya se había secado, decía: “Neri, itsoatanakero”. “Míralo, está terminándolo”. Si el chamán estaba en el monte, mientras descansaba agarraba una hoja de tabaco, la calentaba en la candela y la apretaba para que saliera el jugo el que hacía gotear en las piedritas. ¶ A la mujer del chamán se le decía mantyaro o imantyarote. Algunos afirman que el verdadero chamán tenía una sola mujer con la que tenía que estar totalmente comprometido; de lo contrario, los espíritus buenos se molestaban con él y se moría. Otros afirman que la norma tradicional para un verdadero chamán era tener un promedio de cuatro mujeres. Por eso se refería al cotomono como seripigari patotatsirira tsinane chamán que reúne mujeres. Tradicionalmente se decía que cuando un verdadero chamán moría, se convertía en jaguar grande y regresaba. Por eso había que enterrarlo lejos de la casa. Pairani ikantaigi ikamaigira seripigari arisanorira ipaitaka, ikitavetunkani impo otsonkavakoanaka kutagiteri ikitareanaa. Antiguamente decían que cuando un chamán verdadero moría, se le enterraba y luego en cinco días resucitaba. V. seripigatagantsi.

gavisaakotagantsi 1vt. {yogavisaakotakeri} salvar de la condenación; perdonar (lit. hacer pasar con respecto al complemento). Pagavakagaigakempara pintavakagasanoigakempara, ariotari ikañotagaigakairi Kirishito aroegi itasanoigakaira yogavisaakoigakai antentaigakempariniri irirori. Recíbanse y ámense sinceramente los unos a los otros, porque así hizo Cristo con nosotros: nos amó y nos salvó para que estuviéramos con él. 2vr. {yogavisaakotaka} salvarse. Ario ikañotaka maika etini yogavisaakotaara, tera iragavee irogemparira maniti. Así fue cómo se salvó el armadillo, y el jaguar no pudo comerlo. • Tradicionalmente, no se usaba este término para decir salvar(se) sino que se usaban términos apropiados para cada tipo de peligro; p.ej. en vez de decir que el armadillo del ejemplo se salvó, se diría ishigapitsatakarira maniti se fugó (lit. corrió) de él.. V. gavisagantsi; -ako 4.8.1.1.

kagimoretagantsi vi. {ikagimoretake} desarrollarse rápidamente como debe ser, tener buen desarrollo. Yogari otsiti pairora itovaigake ityomiani, onti yasagavakagaka tera inkagimoreige onti yakapioshichakitake. Cuando hay muchos perritos (en una camada), se ponen los unos encima de los otros y no tienen un buen desarrollo, sino que se quedan pequeños. V. ka- Apén. 1; kimotagantsi.

kemakagagantsi vtr. {ikemakagakari} avtr. criticarse cara a cara (lit. hacer escuchar). Imaguntevageigi novisariteni katonko, impogini ikisavakagaigaka irapimatsigenkaegitene ikemakagavakagaigakara, ovashi ishigageiganaa iaigaira kamatikya. Mi abuelo (y su familia) vivía allá río arriba por mucho tiempo, pero después se pelearon entre ellos y se criticaron cara a cara, así que él se fue escapando río abajo. bvtr. hacer oír sin intención dando como resultado consecuencias negativas. Kemisante, gara piraga, pikemakagarikari matsontsori ipokikari. Cállate, no llores o vas a hacer oír al jaguar, y de repente va a venir. V. kemagantsi1; -akag 4.8.1.6.

timpatuagantsi vt. {itimpatuakero} arrancar, romper (p.ej. soga, hilo). Agavaka itsagaro notomi saviaku, tyampa inkantaero, ovashi inomereakero itimpatuakerora. El anzuelo de mi hijo se atajó dentro del agua y no tenía cómo sacarlo de allí, de manera que lo estiró mucho y lo rompió. V. ti- Apén. 1; patuagantsi.

tomeretareagantsi vt. {itomeretareakero} partir un animal en dos pedazos (lit. cortar las costillas); cortar las hojas de un lado del techo de una casa para sacarlas. Otsonkatanakara novanko, nokantakeri ani intomeretareakenarora kameti nonkyapankotagaerora. Cuando mi casa estaba muy desgastada, pedí a mi cuñado que cortara las hojas de un lado para que yo lo renovara y la pusiera como nueva. Nagaigavetaka shintori nonei nagaveeriri nonkiakerimera naro paniro, kantankicha itenavageti. Impo yogari notomi itomeretareakeri nokotagavakagaigakara, ario pinkante nagaveaigakeri namaigakerira. Cogimos un sajino y pensé que yo iba a poder cargarlo solo, pero pesaba mucho. Luego mi hijo lo partió en dos pedazos (lit. cortó las costillas), y de esta manera, sí, lo repartimos entre los dos y pudimos traerlo. V. totagantsi, merétantsi; -re2 4.8.2.10.