Search results for "sampántoshi"

osampantoshiatake V. sampantoshiatagantsi.

sampántoshi inan. hojarasca, hojas caídas o podridas. ◊ Tradicionalmente se decía que las hojas podridas eran el alimento de los muertos que vivían debajo de la tierra cuyas cushmas no fueron pintadas con achiote cuando se los enterraron; para los muertos eran pescados. V. kamagantsi1, samákara.

sampantoshiatagantsi vi. {osampantoshiatake} estar lleno/a de hojarasca (una poza, una quebrada). Omirinka agara tominko noatapiniti noshiriavagetira kito osampantoshiatakera anta omonkiapageku niateni. Todos los domingos voy a pescar con mi red redonda para coger camarones en las pozas donde hay bastante hojarasca. V. sampántoshi, óani.

kamagantsi₁ vi. {ikamake} avi. desmayarse, perder el sentido, estar paralizado/a. Yogari iraniri apa iparigake yataguvetakara pochariki yonkaragaravagetaka. Ikamake itasagiiku, tenige iranuitae. El cuñado de mi papá se cayó cuando estaba subiendo para coger chimicuas, y se fracturó. Sus piernas se paralizaron y ya no camina. bvi. morir. Ipasatakeri apa maranke igitoku ton ton ineiri kamakeri iokanakeri avotsiku. Mi papá golpeó a una serpiente en la cabeza ton ton y pensando que estaba muerta la dejó en el camino. ◊ Antiguamente algunos contaban que eran los mismos matsigenkas quienes escogieron el sufrimiento y la muerte ya que estaban aburridos con su vida tranquila y eterna. Se decía que en el principio, cuando un buen tasorintsi creó a los matsigenkas, podían ir de un sitio a otro muy velozmente y subir a los altos cerros sin cansarse. Como llegar de un sitio a otro no les costaba nada, sino que ni bien salían de viaje y ya estaban llegando, les parecía que ese estilo de vida no les daba tiempo ni para mirar al paisaje, ni menos para reflexionar y conversar en el camino. Pensaban que sería mejor sufrir para subir los cerros y surcar los ríos. Un día Tasorintsi les preguntó si querían seguir viviendo tal como estaban haciéndolo o si preferirían viajar más lentamente y sentir cansancio al subir a los cerros. Dijeron que la segunda opción sería preferible, porque estaban muy aburridos y muy fastidiados de llegar tan rápidamente a dondequiera que iban sin tener tiempo para contemplar, entonces él les concedió su deseo. Algunos contaban que lo mismo pasó con la vida eterna de la que habían sido dotados cuando fueron creados. Escogieron “conocer” o “ver la muerte” y de esa manera fueron condenados a ella a pesar de sus esfuerzos posteriores de encontrar la ruta a la tierra de los inmortales.. Maikari pikogaigakero pigamane ario inkañoiganake iyashikigeiganakera gara ikusoti. Iroro irantaritumaiganakera inkamaiganae pa pogereaigaa. Ahora, ya que quieren morir, así también será con todos sus descendientes, no van a tener resistencia (para enfrentar la muerte). Cuando apenas lleguen a ser adultos, comenzarán a morir y a extinguirse. ¶ Tradicionalmente, se preparaba el cadáver para su entrada a la próxima vida pintándolo con su propio achiote, pero la mayor preocupación después de una muerte era, si fuera posible, disponer del cadáver, antes de que anocheciera, preferentemente enterrándolo río abajo. A veces se le ponía en una balsa y se le mandaba flotando río abajo (véase matsontsori). ¶ En la zona del río Mantaro, donde por ser monte virgen abundaban árboles grandes lejos de las casas, se acostumbraba poner el cadáver en el monte en una plataforma puesta encima de las aletas de cierto tipo de árbol grande, o en un árbol hueco. Además de pintarlo con achiote, también se recogían hojas de floripondio, se las frotaban entre las manos, se las mezclaban con agua fría en una olla grande y se echaba esto sobre el cadáver antes de ponerle otra vez su cushma y envolverlo en una estera. El propósito del floripondio era evitar que los gallinazos lo comieran. A veces, por un plazo de más o menos una semana, dos o más familiares iban diariamente a revisar el cadáver. Antari ikamageigira, yagashitavaagani irashi ivotsote ipotsotantavaaganira ivoroku ontiri itamakoku, impo ontiri aikiro ishinkureku. Impogini yovashitaagani anta ipioku, oshigitakotaaganira ikantunkanira: “Maika nero oka pivotsote oka. Ma paita pintinaanaera, iroro pimpotsotaempa”. Cuando una persona muere, se recoge su achiote y se le pinta con eso en la cara, en la frente y en la coronilla. Luego se le hace un tambito encima de su sepulcro y se mete (el bambú que contiene) su achiote entre las hojas y se le dice: “Ahora aquí tienes tu achiote. Más tarde cuando te levantes, vas a pintarte con esto”. Aikiro potsoti pogakerorika anta ikitatunkanira kamatsirini, impogini pinkamosotaatero pineake impotsotakerora onta ikitatakaro inchapoa pinkanteri: “Maika ata ikitareanaa, pinetyo ipotsotanairora”. (Se dice que) si pones achiote allá donde un muerto está enterrado, cuando vas para verlo, vas a ver que él lo ha usado para pintar los palos y vas a decir: “Ya ha resucitado porque ya ves que ha pintado (los palos) con el achiote (que dejamos allá donde estaba enterrado)”. Yogari ikamira matsigenka ipotsotavaaganirira, onti iatai itimaira anta savipatsaku itimaigira matsigenka gaigaririra shima terira ontime igito, sekatsi, tera iratsipereaigae. Yogari terira impotsotempa ikamira, onti iatake ikonoitaigakarira matsigenkaegi timaigatsirira terira onkametigitete, ikonoitaigakari potsitacharakiri, onti yogaiga samakara ontiri sampantoshi yatsipereavageigake. Yogari neginteigacharira iaigai ikonoitaigaarira saankariite tera iratsipereavageige ineaigaerora igamane, onti ikantakani itimaigi kameti ishinevageigaka. Cuando se muere un matsigenka, se lo pinta con achiote y así va a vivir allá debajo de la tierra donde viven los matsigenkas que comen pescados sin cabeza y yuca, y no sufren. Los que no están pintados cuando mueren van a vivir con los matsigenkas que viven en un ambiente feo junto con los que traen puesta ropa traposa y negra o despintada, comen palos podridos y hojarascas y sufren. Los que llevaban una vida buena portándose bien van a vivir con los espíritus buenos saankariite (de manera que) no sufren, nunca vuelven a morir sino que viven muy felices por siempre. ¶ Durante los días inmediatamente después de una muerte, las mujeres de la familia, o del grupo, que eran casadas cuidaban mucho a sus maridos, inclusive los acompañaban cuando iban más allá del patio a defecar. No se les permitían ir solos para evitar que se encontraran con el espíritu del difunto. Antari ikamageigira okyara, ogari jimentaigacharira okantakani okamaguigiri ojime, magaro iatakera ishitera amampianakeri. Cuando alguien ha muerto recién, las mujeres que tienen maridos los cuidan mucho (lit. los miran continuamente), inclusive los acompañan a defecar. ¶ Tradicionalmente, a veces se decía que el día se había puesto nublado o lloviznoso porque alguien había muerto y se había convertido en algún animal; también se pensaba que si llovía un día después de una muerte indicaba que el muerto estaba vomitando. Se decía que después de morir, cuando llegaba donde sus familiares, le daban masato para hacerle vomitar todo el sufrimiento que había padecido aquí en la tierra. También los miembros de su familia que le sobrevivían tenían que vomitar tempranito por la mañana del día después de su muerte para purgarse de los efectos de haber comido con el muerto y evitar sufrir de indigestión; también se bañaban con agua caliente para no sufrir de dolores por todo el cuerpo. V. kamatsírini, kamasántori, Kamavenia, potsoti, savipatsaku, tasorintsigitetagantsi.

potsitacharákiri adj.sust. caracterizado/a por traer puesta ropa o cushma traposa, despintada, negra (de manchas y suciedad), etc. ◊ Tradicionalmente se decía que había un río debajo de la tierra donde algunos muertos iban a vivir, y en este mundo subterráneo los que traían puestas cushmas bien pintadas y rojas tenían muchas ventajas que no las tenían las personas que traían puestas cushmas viejas. Ikantaigi yogari potsitacharakiri ikamaigira, iaigake savipatsaku, onti yogaigaka sampantoshi. Tera inkañoigeri kiraasamaigatsirira yogaigaarira shima. Se dice que cuando mueren personas que traen puestas cushmas negras (despintadas, sucias, etc.), van dentro de la tierra y comen hojarasca. No son como los que traen puestas cushmas rojas que comen pescado como siempre lo han hecho. • También se aplica este término a los gallinazos negros. V. potsitacharakitagantsi.

okaatagantsi okajatagantsi 1vt. {iokaatakeri, yokaatakeri} avt. botar al agua. Iavetaka koki kamatikya ishonkakotaka iokaatakero itonkamento. Mi tío fue río abajo (por canoa), se volteó y botó su escopeta al agua. bvt. botar agua de una canoa. Chapi noaigakitira intati kimoatake vorevagetake kara oyagiatavakero pitotsi panikya ontsitiganake. Yogari notomi iokaatavakero nagatakoigai, tera nontsitigakoige. Ayer cuando fuimos al frente, el río estaba muy crecido y había muchas olas que hacían entrar agua en la canoa la que casi estaba por hundirse, pero mi hijo botó el agua y llegamos a la orilla sin hundirnos. cvt. botar algo del agua. Inkaara noavetaka nonkaatemera omonkiaku niateni pairatake sampantoshiatake, impo nokaagetairo magatiro novemonkiatairo ovashi nokaatake. Endenantes fui a la poza en la quebrada para bañarme, pero estaba llena de hojarasca; así que lo limpié botando todas (las hojas) y me bañé. 2vr. {iokaataka, yokaataka} ahogarse; caerse al agua; perderse en el agua; lanzarse al agua. Iavetaka koki kamatikya ishonkakotaka iokaataka itomi. Mi tío fue río abajo (por canoa), ésta se volteó y su hijo se ahogó. V. okagantsi1, óani.

potetagantsi₁ 1vt. {ipotetakero} sacudir (p.ej. un trapo, una alfombra). Ikantiro: “Atsi penaro igitsare noneakerora”. Opiri ipotetiro pote, pote, onti shirianankicha sampantoshi. (Cuentan que) él le dijo: “A ver, dame su tarrafa para verla”. Ella se la dio y él la sacudió pote, pote, pero solamente cayó hojarasca. 2vr. {ipotétaka} aletear, sacudirse (animales). Antari ikyara kitareanankicha otsiti, ipotetanaka pote, pote. Cuando un perro recién se levanta, se sacude bien pote, pote.

shapiviotagantsi 1vt. {ishapiviotakero} llenar o tapar con un montón de algo. Yogari notomi imaranevetanakatyo, kantankicha aiñokya ipegavageta. Chapi notarogakerora imagira, ¡ojojoo!, posantetyo yagagetake kara ivegaro ishapiviotakerotyo. Aunque mi hijo ya está grande, todavía (le gusta) pasar el tiempo jugando. Ayer cuando estaba barriendo su cuarto, ¡qué barbaridad¡, estaba lleno de toda clase de juguetes que había recogido y puesto allá. 2vr. {ishapiviotaka} estar lleno/a o tapado/a con un montón de algo. Noatake inkenishiku noneapaakeri shapiviotaka samani yovegotiakero sampantoshi. Fui al monte y vi (el lugar donde) un majás había tapado (la entrada de su madriguera) con un montón de hojarasca. ◊ De una mujer que no barre su casa se dice, Shapiviotaka ogaarate, tera ontarogero ovanko. Ella está completamente “tapada” con basura porque no barre su casa.. V. shapitagantsi, opio.

tiagantsi 1vt. {itiakeri} echar cositas pequeñas en algo o a alguien (p.ej. polvo, semillas, hojas). Yogari novisarite tera kameti imagempite onti itiakeri irirenti kipatsiku pon, pon, ¡ojojoo imanchakiku!, ovashi yomiragakeri. Mi nieto no está jugando bien, sino que le está echando tierra a su hermano pon, pon, ¡qué barbaridad, en toda su cushma¡, y lo está haciendo llorar. Antari ogitsokira saniri, onti ogitsokake inkenishiku anta otsitiku inchato, ario ogakeri otiaviotakeri sampantoshiku. Cuando el lagarto pone huevos, los pone en el monte al pie de un árbol, los pone allá y los tapa bien con hojarasca. 2vtr. {otiakari} echar; atacar; cubrir; rociar (p.ej. munición, avispas, polvo); lanzarse sobre algo o alguien. • Cuando tiagantsi aparece en la forma transitiva no-reflexiva, el sujeto del verbo se refiere a la persona, animal, etc. que echa las cosas pequeñas, y el complemento se refiere a la persona o la cosa a la cual se las echa; cuando aparece en la forma transitiva reflexiva, el sujeto se refiere a las cosas pequeñas que se echan a la persona o cosa que es el complemento. Yagamatanaketyo apa eriapa imatsagatutarityo gantatsirira toogn, maganiro otianakari imotiaku. Mi papá cogió su escopeta, le tiró al asesino toogn y toda (la munición) entró en su abdomen. Otekakotutarityo osanine togn, ogatyo ikenake yaraenkatanakera jiiririri, maganirosanotyo itianakari kara yoganatakeri. (Cuentan que) ella golpeó suavemente el nido de avispas togn, y ahí mismo comenzaron a volar jiiririri miles de ellas lanzándose sobre él y lo picaron.

veaatagantsi 1vt. {yoveaatakero} avt. sacar hojas, palitos, etc. de una pequeña cantidad de agua (p.ej. de un charquito o riachuelo pequeño para tomar el agua). Yogari apa yoveaatakero niateni kameti osaanaataera nagajaigaera, onti otiaatanakero sampantoshi opotsitaatanake. Mi papá ha limpiado el riachuelo de hojarasca para que esté limpio y para poder sacar agua, porque habían entrado muchas hojas secas y palos pudridos que lo habían ensuciado. bvt. aguar una cantidad reducida (p.ej. echar agua a un poco de masa en una calabacita para mezclar y tomarla). Inkaara onti gotankicha opatsa shitea. Maika nagaatake maani pamokochotaku, noveaatakero noviikakara. Endenantes el masato estaba muy espeso (lit. era pura masa). Ahora saqué un poquito en una calabacita, lo mezclé con un poquito de agua y lo tomé. 2vr. {oveaataka} estar o ponerse más ralo, convertirse en líquido. Inkaara onti gotankicha opatsa ovuroki, impo nagake maani, nokonoatakero nia, oveaatanaka noviikakaro. Endenantes el masato estaba muy espeso (lit. era pura masa), luego cogí un poco, lo mezclé con agua, se puso más ralo y lo tomé. V. veatagantsi; -a4 4.8.3.9.

vegotiagantsi 1vt. {yovegotiakero} amontonar. Itsatimatapaake Toteini yapatotapaake sampantoshi ton ton ton, yovegotiakero kara. (Cuentan que) al llegar, Toteini se apuró en juntar hojarasca ton ton ton hasta tener un gran montón. 2vr. {ovegotiaka} estar amontonado/a, ser un montón. Ovegotiaka notsima chapi nagakerira, maika atake otsonkatanaa. Tyatirika kutagiteri noatae nagaera pashini. Hace poco tenía un montón de leña (lit. mi leña fue un montón) que había recogido; ahora ya está terminándose otra vez. Cualquier día voy a ir a sacar más.

vemonkiatagantsi 1vt. {yovemonkiatakero} limpiar o librar una poza de agua (de hojas, palitos, etc.); crear una poza de agua (p.ej. utilizando un dique). Inkaara notsamaivagetakera, nokatsirinkagitetanake noavetaka nonkaatemera omonkiaku niateni, pairatake sampantoshiatake, impo nokaagetairo magatiro, novemonkiatairo, ovashi nokaatake. Endenantes cuando estuve trabajando en la chacra, sentía bastante calor y fui a bañarme en una poza que hay en la quebrada, pero estaba llena de hojarasca. Bote todas (las hojas), la limpié bien y luego me bañé. 2vr. {ovemonkiataka} estar limpia o ser librada (una poza de agua). Tekyara onkimoate, osampantoshiavageti omonkia, maikari pa vemonkiataka, amanakerotari kimoarini. Antes de que creciera el riachuelo, la poza estaba llena de hojarasca; ahora ya está muy limpia, porque la creciente se llevó todo. V. ve- Apén. 1; omonkia.