Search results for "seripigari"

iseripigaritake V. seripigatagantsi.

seripigari m. curandero, chamán. ◊ El papel más importante que desempeñaba el chamán tradicional era mantener contacto con los espíritus buenos (inetsáane) para curar a los enfermos, especialmente a los que estaban graves (véase mantsigarintsi). Según se pensaba, había ciertos espíritus que pertenecían a cada chamán por ser los hermanos, hijos y otros familiares del espíritu especial con que él hacía contacto. Se decía que a veces el chamán se trocaba con ese espíritu para que él mismo viniera a hacer la curación; de otra manera, a veces el chamán recibía de los espíritus una planta medicinal, mayormente una especie de ivenkiki, o de pocharoki, con la que podría sanar al enfermo o que podría sembrar para usar en el futuro. Se pensaba que aunque eran los espíritus quienes realizaban las curaciones, solamente un chamán poderoso podía lograr el contacto con ellos que fuera necesario para conseguir su ayuda. ¶ También algunos chamanes se dedicaban a buscar por medio de visiones, a veces conjuradas por el uso del tabaco, el camino a la tierra de los inmortales (terira ineero igamane), para enseñar la ruta a sus paisanos y así vivir todos por siempre sin morir. El término seripigari se deriva de las palabras seri tabaco y pigatagantsi alucinar. ¶ Tradicionalmente, cuando un chamán quería hacer contacto con los espíritus o trocarse con uno de ellos (inkitsagavakagaigakempara), escogía una noche sin luna. Se sacaba la candela fuera de la casa para que ésta se quedara en plena obscuridad. Después de tomar el ayahuasca sin la cual, según se pensaba, sería imposible encontrarse con los espíritus e ir a ellos, el chamán utilizaba una escalera especial (igenampiro) para subir hasta la cumbre de la casa y salir por ella. La escalera típica era un solo palo casi vertical con solamente un peldaño abajo y uno o dos arriba. (Este mismo tipo de escalera igenampiro fue usado también por los brujos matsikanari.) Según se decía, la escalera era una prueba de la autenticidad de cualquier hombre que pretendía ser chamán. Si era un chamán verdadero, debía de poder subir y salir por la cumbre de la casa por medio de este tipo de escalera. Se decía que los impostores hacían sus escaleras con dos palos y muchos peldaños.. Ikenkitsatakotaganira seripigari pairaninirira yogara igamarampite, iroro ikemavakerora oshinkitanakerira, yatagutanake igenampiroku, ipatosavakotanaka, asa ipegaenkatanaka. Arisanorika ipaitaka seripigari patiro ipavitake inchakii. Yogari terira impaitempa ontirira yamatagaka, ipevirigiitanakero inchakii. Se cuenta que cuando un chamán que vivía en los tiempos antiguos tomaba su ayahuasca, apenas sentía los primeros efectos de mareos, subía en su escalera dando palmadas y desaparecía. Si (un hombre) era un chamán verdadero, hacía su escalera de un solo palo (con solamente un peldaño). El que no era un chamán verdadero, sino que estaba engañando, la hacía (de dos palos) con muchos peldaños. ¶ Como todo se hacía en la oscuridad absoluta nadie podría ser testigo del éxito o el fracaso del chamán. Se decía que si se trocaba con un espíritu para que éste viniera a realizar una curación, el espíritu venía con la cushma y la forma exacta del chamán mientras él tomaba la forma invisible del espíritu. Si se alumbraba al chamán mientras estaba haciendo el contacto con sus espíritus auxiliares, se pensaba que éstos se enojarían con él y él moriría. Inetsaane seripigari saankariite inake, irorotari yogantakarorira igamarampite okantakera pitse pitse pitse, pintsivoviterira iniavakagaigakara, pinkisakagantakeri seripigari inkisakeri inetsaane inkamake. Los espíritus auxiliares de los chamanes son espíritus buenos invisibles, y por eso cuando el chamán toma ayahuasca tiene que hacerlo en plena oscuridad pitse pitse pitse y si los alumbras cuando están conversando, condenas al chamán a ser castigado por ellos y a morir. ¶ Cuando el espíritu regresaba a su casa, el chamán llamaba a su esposa para que le trajera la candela otra vez dentro de la casa y le alumbrara para que él pudiera bajar del techo. Yogari seripigari yogara igamarampite ikitsagavakagaiganaka inetsaane, irirokya pokankitsi ivankoku seripigari irogavintakera mantsigari. Yogari seripigari irirokya atankitsi ivankoku inetsaane ineakerira. Cuando el chamán tomaba su ayahuasca, se trocaba con uno de sus espíritus auxiliares (de manera que el espíritu) venía a la casa del chamán para curar al enfermo. El chamán, por su parte, iba a la casa de sus espíritus auxiliares a visitarles. ¶ Tradicionalmente se decía que el verdadero chamán (seripigarisanorira o, antiguamente, antyavígari), podía traer a sus espíritus auxiliares hasta la casa (ipokakagakeri) en plena luz de la luna durante una fiesta, y servirles ovúroki. En este caso no había necesidad de subir a ellos por la escalera sino que traía a uno o dos de ellos del monte o de la chacra y solamente se quedaban un rato y se iban otra vez. Para ir a traerles decía: “nagutera namatagane” “voy a traer mi engaño”, lo que equivalía a decir que iba a recibir a una gran autoridad. Su esposa tendría el masato listo y el patio de la casa bien barrido con las esteras tendidas. Según se contaba, los saankariite venían vestidos de cushmas muy rojas y tomaban y tamboreaban hasta que cantaba el gallo. Se decía que a veces, por la mañana, todo el patio se encontraba lleno de manchas de achiote, señal que uno o más espíritus habían pasado la noche conversando y tomando con el chamán casi hasta el amanecer cuando regresaban a sus domicilios. Yogari seripigari irirosanorira yamaigakeri inetsaane pankotsiku yoviikakagaigakari shitea. Okutagitevetanaka kiraatuivagetake ivotsote. El verdadero chamán trae a sus espíritus auxiliares a la casa y los hace tomar masato. Cuando amanece todo el patio está rojo con su achiote. ¶ Tradicionalmente los chamanes llevaban constantemente en sus chuspas unas piedritas brillantes saakiri como, por ejemplo, cristal de roca o cristales de cuarzo, a las que se referían con el término serepitontsi o iserepito. Estas piedras cristalinas parecían tener algo en el centro que para el chamán era ivatsa inetsaane tinkamitakarorira mapu la carne o el cuerpo de su espíritu auxiliar que residía dentro de la piedra. Se consideraba ser el poder bueno del chamán. Los chamanes conseguían iserepito de otros curanderos o chamanes o, si no, el que tenía interés en ser chamán las buscaba creyendo que estas piedras tenían el poder de cuidarle y de ayudarle en su profesión. A veces los chamanes trataban a una de sus piedritas como a hijo diciendo que había un niño que residía en la piedra; si la piedra era muy brillante, se pensaba que quizá un jaguar vivía en ella y si el chamán estaba convencido que así era, soplaba en la piedra en la noche creyendo que de esa manera tomaría la forma del jaguar y vendría a proteger la casa en contra de los demonios kamagarini comiéndolos por si venían. ¶ Se pensaba que había que dar comida, en forma de jugo de tabaco, al poder que vivía dentro de las piedritas, porque de otra manera sufriría del hambre y se escaparía dejando al chamán sin poder. Cuando estaba en casa, sacaba sus piedras de su chuspa más o menos dos veces por semana, las ponía en una calabaza pamoko y echaba jugo de tabaco en ellas. Al día siguiente cuando ya se había secado, decía: “Neri, itsoatanakero”. “Míralo, está terminándolo”. Si el chamán estaba en el monte, mientras descansaba agarraba una hoja de tabaco, la calentaba en la candela y la apretaba para que saliera el jugo el que hacía gotear en las piedritas. ¶ A la mujer del chamán se le decía mantyaro o imantyarote. Algunos afirman que el verdadero chamán tenía una sola mujer con la que tenía que estar totalmente comprometido; de lo contrario, los espíritus buenos se molestaban con él y se moría. Otros afirman que la norma tradicional para un verdadero chamán era tener un promedio de cuatro mujeres. Por eso se refería al cotomono como seripigari patotatsirira tsinane chamán que reúne mujeres. Tradicionalmente se decía que cuando un verdadero chamán moría, se convertía en jaguar grande y regresaba. Por eso había que enterrarlo lejos de la casa. Pairani ikantaigi ikamaigira seripigari arisanorira ipaitaka, ikitavetunkani impo otsonkavakoanaka kutagiteri ikitareanaa. Antiguamente decían que cuando un chamán verdadero moría, se le enterraba y luego en cinco días resucitaba. V. seripigatagantsi.

seripigaritagantsi V. seripigatagantsi.

gashiñankatagantsi vt. {yogashiñankatakeri} ponerle a un enfermo el alma. • Término que los chamanes emplean al igual que también emplean shiñankantsi en lugar de suretsi. Generalmente aparece con -arep. con el sig. de restaurar. Imantsigatanake notomi, ipokake seripigari ikanti: “Naro nagaveake nogashiñankataerira pitomi iroveganaempa”. Mi hijo estaba enfermo, y un chamán vino y dijo: “Yo puedo ponerle otra vez el alma a tu hijo, y va a sanarse”. V. gagantsi2, shiñánkantsi; -a3 4.10.2.

gasurentagantsi₂ vt. {yogasurentakeri} ponerle a alguien un alma. ◊ Generalmente este término aparece con -arep. teniendo el sig. de restaurar el alma. Tradicionalmente se pensaba que si una persona había tenido un encuentro con un demonio sopai y éste la había asustado, su alma se escapaba, el demonio entraba en la persona para tomar su lugar, y su víctima se enfermaba gravemente; el remedio era que un chamán poderoso soplara al enfermo en la punta de la coronilla para restaurarle su alma. Después de tener el alma restaurada, si tenía relaciones sexuales con alguna otra mujer que no fuera su esposa, su alma se escaparía otra vez y moriría. Imantsigatira matsigenka, onti itapigairi seripigari ivankagiku yogasurentairi, kantankicha yoga matsigenka tera ario inkañotasanotae pairani nerotyo onoshikerira tsinane omintsarogakeri ogishigutaeri isure inkamake. Cuando un hombre está enfermo, un chamán lo sopla y le restaura el alma, pero ese hombre nunca vuelve a ser el mismo, así que si una mujer lo agarra para tener relaciones sexuales con él y lo asusta, hace que su alma escape otra vez y el hombre muere. V. gagantsi2, súretsi; -a3 4.10.2.

igántaga adv.pron. él hace tiempo, él desde antes, él ya había. • El tiempo al que se refiere -gantaga es muy relativo; se lo usa para indicar el paso de tiempo desde que se inició una acción o un estado, o que una acción se realizó antes de otra. Igantaga ikamake otomi tsompogi omotiaku. Su hijo ya había muerto dentro del útero (antes de nacer). Impogini iseripigaritanake pairo yagaveasanotakero kañomataka igantaganirika iseripigariti ananekikyara. (Cuentan que) luego el comenzó a actuar como chamán y dominaba (el arte) muy bien como si hubiera sido chamán desde su niñez. ; • Aparece en todas las personas: nogantaga yo...; pigantaga tú...; ogantaga ella (f./inan.)...; agantaga BU, gantagaegi AU nosotros/as (incl.).... V. i- Apén. 1; ogántaga.

kareti

kareti inan. trueno y relámpago. ◊ Tradicionalmente se pensaba que los truenos provenían de varias fuentes entre las cuales estaban las siguientes: (1) El castigo de un difunto que había sido llevado por los gallinazos y seguía negándose a comer cosas asquerosas. En este caso tronaba fuerte pugarararagn en medio del cielo pero no llovía; cuánto más rebelde se ponía el difunto, cuánto más fuerte tronaba (véase tísoni). (2) La muerte de alguien. Se decía que en este caso tronaba en el mismo sitio donde el sol se pone, pero a cualquier hora del día y sin lluvia. (3) Cuando un chamán tomaba ayahuasca y conversaba con los espíritus, tronaba tsarere tsarere (véase seripigari, inetsáane, kamárampi). (4) Si los espíritus que protegían al chamán, y a todos los matsigenkas, veía a algún espíritu maligno acercándose o parado cerca de él, disparaban un relámpago para matarlo (itonkakeri). Por eso se decía que cuando relampagueaba era señal de que un espíritu maligno había estado donde cayó el rayo. Incluso cuando se veía un árbol en el monte que un rayo había quemado, se pensaba que eso era debido a que un espíritu maléfico kamagarini se había apoyado en ese árbol y un espíritu kogapakoriite lo había matado con un rayo que, para esos espíritus, era igual a un arma de fuego. ¶ Si un rayo mataba a una persona, se decía que era porque un demonio había venido a vivir en esa persona y a controlarlo (itinkamitapaakari inagutapaakeri kamagarini) y por eso lo mataba rápidamente antes de que hiciera daño a otros. Por eso los matsigenkas estaban felices cuando caían rayos porque creían que los espíritus bravos estaban defendiéndoles de los demonios.. Yogari kogapakoriite itonkakeri kantakerorira ina omantsigatantakarira ovashi oveganaa. Un espíritu bravo hizo caer un rayo en (el demonio) que era la causa de la enfermedad de mi mamá, y por consiguiente ella se sanó.

kenampirontsi

kenampirontsi inan.pos. {igenámpiro} escalera o palo que sirve para subir a la plataforma de la casa; escalera especial de los chamanes seripigari y los brujos matsikanari. ◊ Tradicionalmente, una prueba de la autenticidad de un chamán era la clase de escalera que usaba para salir de la casa y encontrarse con sus espíritus auxiliares con los que hacía contacto. V. kenagantsi, seripigari.

kipogagantsi 1vt. {yakipogakeri} avt. curar o tratar a un enfermo con vapor o humo de tabaco. ◊ Para hacer un tratamiento con vapor, primeramente se hace hervir el agua que contiene hojas medicinales (p.ej. santari, cháriro, matsishi, igentiri, y parivana). Se tapa bien la olla y después, cuando el agua está bien hervida, se baja la olla de la candela, y el paciente pone la cabeza agachada sobre la olla, se la tapa con una cushma y se destapa la olla, o si no, se para con la cushma extendida sobre la olla antes de destaparla; para casos más resistentes, se aumenta la cantidad de vapor agregando piedras calientes al agua hervida; se escogen ciertas piedras duras que no se deshacen en el fuego, se las calienta hasta ponerse rojas y se las mete en el agua caliente; se refieren a este proceso con el término shimpokagantsi o tsimpokagantsi; se continúa el tratamiento agregando piedras hasta que el paciente sude mucho. Mientras solamente los hombres tratan con tabaco, a veces las mujeres también tratan con vapor empleando las hojas medicinales; solamente usan las piedras en casos muy graves.• Algunos usan el término kipogagantsi tanto para referirse a curaciones hechas con vapor como también a las que se efectúan con humo de tabaco. Otros emplean el término pogatagantsi para las que se hacen con humo. Pairani imantsigavagetanakera koki inoriintevagetaka tovai kashiri, impo ipokuti shainka yakipogakeri, ovashi yoveganaa. Antes mi tío se enfermó y estuvo en cama por varios meses; un día vino mi abuelo, le dio un tratamiento con vapor, y por consiguiente se sanó. Pairani yogari seripigari ikavintsairira mantsigari onti ipenatakaro isere, impo yakipogavakeri tyarika kara okatsitakerira, impo yachomigakeri yagairora imantsigane. Antiguamente cuando un curandero quería hacer bien a un enfermo fumaba su tabaco, le soplaba con el humo en cualquier parte (de su cuerpo) que le dolía, luego le chupaba (en este mismo sitio) y recogía su enfermedad. bvt. penetrar (p.ej. un mal olor); contagiar una enfermedad. Yagaagani notineri iokaatakara, pairatake atake ienkaganake, nerotyo noavetaka nokamosotakerira yakipogakena. Fue recogido (el cadáver de) mi sobrino que se había ahogado y ya estaba con muy mal olor, así que cuando fui a verlo el hedor me penetró. 2vr. {yakipogaka} curarse o tratarse con vapor o humo de tabaco. Yogari koki imantsigavagetanake tenigeenka kara, tera irovegaempa onti inoriintetanaka. Mameri tyanimpa gotatsine irakipogakerira ovashi tsikyata yonkotashitaka irirori yakipogakara. Mi tío se enfermó gravemente y no se sanaba sino que todo el tiempo estaba en cama. Nadie sabía curarle con vapores, así que él mismo hizo hervir las hierbas y se trató con el vapor. V. penatagantsi, shimpokagantsi, tsimpokagantsi2.

kiraatagantsi vi. {ikiraatake} estar o ser rojo/a; volverse o ponerse rojo/a, enrojecerse, ruborizarse. Ogari otsakaganira manchakintsi potsotarokiku, onti onkiraatanakera onkametimagotakeniri. Cuando se tiñe una cushma con (la corteza del) árbol potsotaroki, es para que ésta se ponga roja y se vea bonita. • Se forman muchos temas compuestos combinando este término con sufijos derivacionales o sustantivos de posesión inalienable para indicar el color rojo del segundo. Ogakena merentsi nokiraavontyonatanake. Me está dando la gripe y la punta de mi nariz está muy roja. Yogari seripigari pairorira yavisaenkatake yamaigakeri inetsaane pankotsiku, okutagitevetanaka kiraatuivagetake ivotsote. (Tradicionalmente se decía que) un chamán que era muy poderoso traía a sus espíritus auxiliares a su casa, y al día siguiente el patio estaba lleno de (lit. rojo con) su achiote (que él había traído). V. vontyónantsi, otui.

kovoreari adj.sust. lustroso/a, brillante (luz reflejada); piedritas brillantes; cuarzo. ◊ Tradicionalmente, la forma poseída igovorearite se aplicaba a las piedras brillantes que empleaban los curanderos o chamanes con el deseo de defender a sus paisanos. Antari pairani ikantaigi yogari seripigari imirinka yashintaiga igovorearite, irirotari isentaiga agaveakagakerira. Antiguamente se decía que todos los curanderos tenían piedritas brillantes, y eran éstas las que siempre llevaban (lit. con las que siempre se acompañaban) y les daban poder.

mapuki inan. piedras pequeñas. • Término que también se usa para referirse a las piedritas serepitontsi de los chamanes seripigari. V. mapu, okitsoki, serepitontsi.

marentagantsi vr. {imarentaka} avr. cantar canciones sagradas (para invocar a los espíritus auxiliares). ◊ Tradicionalmente, esto era oficio solamente de los chamanes salvo que una mujer, generalmente su esposa, cantara junto con él, siguiéndole, para ayudarle en la ceremonia que siempre se hacía de noche tomando ayahuasca. Se pensaba que el propósito de invocar a los espíritus auxiliares (inetsaane) con los que, según se afirmaba, los chamanes hacían contacto, era para que vinieran a cuidarle, a sanar a un enfermo, a defenderle contra los espíritus malos, etc. Yogarora seripigari igamarampite, imarentakara ikantakotakerira inetsaane kameti iripokakeniri inkavintsaantakera. Omarentanaka irorori itsinanetsite ogiatakotanakeri. Cuando un chamán toma ayahuasca, canta invocando a sus espíritus auxiliares para que vengan a hacer algún favor. Su mujer canta repitiendo lo que él canta (lit. siguiendo su ejemplo). bvr. silbar (ciertas serpientes). ◊ Según se afirma, hay ciertas serpientes, como el jergón, la shushupe y el loro-machaco, que “silban” por la tarde cuando se pone el sol. Notomi, gara pikenasevageti kara onaronkashiku, ikemakeritari pirenti chapi imarentakara maranke yagukari. Hijo, no andes por allí por la hierba alta, porque ayer tu hermano escuchó a una serpiente silbando y quizá te pueda morder. V. seripigari, inetsáane, kamárampi.

matsikanari AU matsinti BU m. brujo, persona que embruja, hechicero. ◊ Tradicionalmente se decía que solamente un chamán o curandero seripigari podía convertirse en brujo y que mayormente era un acto involuntario que tenía lugar como resultado de encontrarse con el poder matsikantsi que mataba por medio de la hechicería. Se creía que este ser invisible y maléfico habitaba en las piedras yogevuroki, a las que también se referían con el término serepitontsi o iserepito, y que de vez en cuando aparecía en forma visible como ser humano o jaguar. Se decía que cuando un hombre se adueñaba de una o más de estas piedras, automáticamente poseía también el poder que residía en ellas. De ahí esa persona comenzaba a hacer daño sin darse cuenta a quién se lo hacía, porque no era la persona misma que deseaba dañar sino era el imatsika. ¶ Se decía que había por lo menos tres maneras de que un chamán se convirtiera en brujo. A veces el mismo tenía deseos de ir a conocer muchas cosas y hacer contacto con todos los espíritus buenos saankariite, pero sucedía que cuando llegaba a Megantoni, el tasorintsi que vivía en ese lugar le impedía el viaje porque no quería que llegara a ser superior a él y quizás fuera a vivir con los espíritus buenos inmortales. Así que lo sopló e hizo que se encontrara con matsikantsi quien le daba su poder de embrujar o hechizar, y por consiguiente comenzaba a embrujar y ya no lograba hacer contacto con los espíritus buenos sino solamente con los malos como, por ejemplo, segamai y kasuvarerini. ¶ Se decía que para otros chamanes, el contacto con matsikantsi era por casualidad cuando se encontraba con él en forma visible en el monte y le daba las piedras yogevuroki diciéndole: “Nero iroro pisentakempa”. “Aquí las tienes para que te cuides con ellas”.> Para otros bastaba recoger una o más piedras negras yogevuroki y guardarlas en su chuspa; poco a poco, por fatalidad, si era ése su destino, o por querer conseguir ese poder, se convertía en brujo. Si quería, por algún motivo, convertirse en brujo, comenzaba a exprimir jugo de tabaco en la piedra, lo que equivalía a darle su comida.. Aiño seripigari iokagutakari matsipanko ipakeri imatsika ovashi imatsikatantanake tenige inetsajaeri saankariite, inti inetsaanake matsipanko, segamai, kasuvarerini, etc. Hay chamanes que se encuentran con el pájaro matsipanko y él les da su poder de embrujar resultando que se convierten en brujos y ya no hacen contacto con los espíritus buenos sino con (los malos) matsipanko, segamai, kasuvarerini, etc. Yogari matsigenka yagakeri yogevuroki yoyagakeri itsagineku, impo ariompa intagarora onake impeganakempara matsikanari, iripokake ivatsa suvatatsirira intinkamitakemparira imapukite ovashi impeganakempa matsikanari. (Tradicionalmente se decía que) un hombre recoge una piedra yogevuroki, la pone en su chuspa y si está destinado a ser brujo, el cuerpo (lit.la carne) del espíritu maléfico suvatatsirira viene a vivir en la piedra y él comienza a convertirse en brujo. ¶ Se decía que una señal de que un hombre se había convertido en brujo era que comenzaba a caminar un poco chueco o con piernas arqueadas. Itikanakeri imatsika yanuitanake tate tate ikantaigi: “Intirorokari matsikanari nerotyo itikanakeri imatsika tera iranuitagantsite”. El ser que reside en sus piedritas le impide caminar, así que comienza a caminar con las piernas arqueadas tate tate y (la gente) dice: “Será brujo y por eso él que vive en sus piedritas lo obstruye y no puede caminar normalmente”. ¶ Fuera como fuera la manera de convertirse en matsikanari, una vez convertido, se decía que no era el brujo mismo que hacía daño a la gente y la hacía morir sino imatsika que vivía en las piedras que siempre llevaba en su chuspa. También se creía que era imposible que el brujo se deshiciera del poder malo del imatsika y volviera a tener contacto con los espíritus buenos y hacer el bien; se decía que si un brujo botaba las piedras, o trataba de deshacerse del poder que estaba en ellas, ahí mismo se enfermaba con escalofríos y moría. V. igéntiri, matsíkantsi, matsikatantagantsi, seripigari, serepitontsi.

okagutagantsi vtr. {iokagutakari, yokagutakari} encontrarse inesperadamente con algo o con alguien (p.ej. chocarse o toparse con alguien; pisar o pasar muy cerca de; encontrarse o toparse inesperadamente con algo peligroso). Namatsinkavetakara santaviri tera noneeri, okya nokenavetanakara nokagutitarityo iokakaimatanakatyo oogn oogn ishigaiganaka tera nontonke. Estuve acechando huanganas pero no las vi; seguí caminando cuando de repente me encontré con ellas, y ahí mismo comenzaron a correr oogn oogn y no disparé. ◊ Este término se usa mucho para referirse a cuando uno es mordido por una serpiente inesperadamente y cuando uno se encuentra con espíritus maléficos u otras cosas que dan como resultado el daño de la víctima. Aiño seripigari ikogavetaka pairora intsotenkagiteakero ineagetakerira maganiro saankariite, kantankicha iokagutakari matsipanko ipakeri imatsika, ovashi imatsikatantanake tenige inetsajaeri saankariite. (Se dice que) hay curanderos que quieren viajar por todas partes y hacer contacto con todos los espíritus buenos, pero resulta que tienen un encuentro con el espíritu malo matsipanko y él les da su poder malo; por consiguiente comienzan a embrujar y ya no hacen contacto con los espíritus buenos. V. okagantsi1; -gu 4.8.2.9.

okanontagantsi vt. {iokanontakeri, yokanontakeri} librar de algo fastidioso, de enfermedades o de demonios; curar de los efectos de un encuentro con un demonio. Noshinto, piate okanontavakeri piariri tsigito, onti yoveraanakeri ikaemavavagetake, tsikyari nage sekatsi ompote aigaeniri shintsi. Hija, anda espanta a los mosquitos que están fastidiando a tu hermanito y (haciéndole) llorar a gritos para que yo pueda coger yuca rapidito e irnos pronto. ◊ Tradicionalmente las acciones que se utilizaban para procurar librar a los enfermos de sus enfermedades y de los seres que, se pensaba, las estaban causando eran realizadas por un curandero o chamán. Entre estas acciones estaban tomar ayahuasca, dar palmadas al llegar donde el enfermo y abanicarle con un abanico especial hecho de hojas. Yogari seripigari yamake ishigementontsishite yovoroshitapaakeri mantsigari iokanontakerira imantsigane intiri kantakeririra. El curandero trae su abanico especial de hojas y abanica al enfermo para librarle de su enfermedad, y también de lo que está causándola. Agavakeri iriniro, ¡ojojoo!, ianativagetanakera pairataketyo panikyatyo inkamanakera ontivani itonki. Impogini yogari iriri inti seripigari imarentaka iokanontairi. (Cuentan que) su madre lo recibió y, ¡qué barbaridad!, tenía una fiebre alta y estaba a punto de morir y solamente estaba hueso y pellejo. Entonces como su padre era curandero comenzó a cantar y a curarle (de los efectos de su encuentro con el demonio). V. okagantsi1; -anont 4.8.1.3.

paitagantsi 1vt. {ipaitakeri} poner nombre a, llamar; mencionar el nombre de. Antari okonaataganira, tera impaitenkani maranke kameti intimakeniri shima. Cuando se pesca con barbasco, no se menciona el nombre de una serpiente para que haya pescado. 2vr. {ipaitaka} llamarse, tener nombre. —¿Tyara opaita piniro? —Onti opaita Maria. —¿Cómo se llama tu madre? —Se llama María. ◊ Tradicionalmente, en lugar de nombres, se usaban términos de parentesco (véase itagantsi), nombres de flora y fauna, apodos o términos de cariño para referirse o dirigirse los unos a los otros. La respuesta a la pregunta ¿Tyara pipaita? ¿Cómo te llamas? era Tera nompaitempa. No tengo nombre (lit. no me llamo). Además de que no se ponían nombres a los bebés cuando nacían, debido quizá en parte al hecho de vivir en grupos tan pequeños que bastaban los términos de parentesco para identificar a los individuos, la declaración que uno no tenía nombre era una manifestación del valor que se daba a la humildad, y decir que uno no tenía nombre equivalía a decir que era una persona humilde. Sin embargo, la mayoría tenía sobrenombres o apodos derivados del ambiente, como por ejemplo, Pachantaro Morfo azúl (mujer), Pirishi Tu rabo (mujer), Sankenari Pintado con diseños (mujer), Shiani Oso hormiguero (varón), Monchoki Mono chusna (mujer), Mankori Paucar (varón), Maeni Oso (varón). También muchas personas tenían apodos derivados de acontecimientos chistosos o raros, defectos físicos, etc.; por ejemplo, había una mujer que se llamaba Maeni porque cuando su madre estuvo embarazada de ella, comió carne de oso y luego tuvo un parto muy difícil. Había otra mujer que tenía varios hijos pero solamente uno de ellos le obedecía y hacía lo que ella le mandaba hacer. Ella comenzó a decirle siempre Nomperane A quien mando a hacer todo; poco a poco todos comenzaron a decirle Omperane A quien ella manda a hacer todo y llegó a llevarlo como nombre hasta que por fin terminó siendo el apellido actual de toda la familia. También había un hombre que se quemó toda la coronilla en la candela cuando era bebé y nunca volvió a tener pelo en esa parte de manera que todos lo llamaban Pankanti Coronilla calva. Yametanakaro ipaitaigirira ovashi yashintanakaro. Se acostumbraron a ser llamados por (algún apodo) y llegó a ser su nombre verdadero (lit. y se adueñaron de ello) ¶ Muchas veces se hace uso de la palatalización en la formación de los términos de cariño tal como se usa el sufijo -ito en castellano; por ejemplo, noshivichanchate mi bejuquito) viene de noshivitsate mi bejuco. Otros ejemplos son: noganirioarite mi lorito kaniro, nogashantyoirite mi cría del loro kasanto, usado con frecuencia entre hombres; notomi/noshinto machantiriki mi flaquito/a que viene de matsanti; notyomiroki mi hijito chiquitito bonito de notomi; putyororo mi pajarito putororo, usado para tratar a un hermano. Otros términos se usan sin cambiarlos: takokoni (mi hijita es) una rana pequeñita; tampia (mi hijita pequeñita es) un viento. • Cuando se usa paitagantsi en forma negativa, mayormente indica que el sujeto no tiene importancia o no vale nada, mientras que en la forma positiva indica lo contrario. Arisanorika ipaitaka seripigari patiro impavitake inchakii. Yogari terira impaitempa ontirira yamatagaka, impevirigiitanakero inchakii. Si (un hombre) es un verdadero chamán (lit. se llama chamán), va a hacer su escalera de un solo palo (con solamente un peldaño). El que no es auténtico (lit. que no tiene nombre), sino que está engañando, la va a hacer (de dos palos) con muchos peldaños. Irorookari ikantakerira ani oka irivire, ¡tyaatirityo maika!, ompaitumatempa novuokirokari. (Cuentan que él dijo:) —Será ésta la trampa de la que me habló mi cuñado, pero ¡esto no vale nada!, ni merece ser llamado trampa (lit. no se llama nada) y soy capaz de botarla. Ogari novagirote arisanotyo opaitaka onkovagetakera, onkotimoigakerira isekataigakempara tavageigatsirira. Mi suegra es muy buena cocinera (lit. eso verdaderamente se llama cocinar) y cocina para los trabajadores para que coman (bien). V. váirontsi.

saankaríite m. {isaankariite} seres invisibles; espíritus buenos; ángeles. ◊ Tradicionalmente se pensaba que estos seres eran espíritus buenos, inmortales (tera ineero igamane), y muy numerosos, que protegían y ayudaban a la gente defendiéndola de los demonios. También se decía que hacían contacto con los curanderos o chamanes los que se referían a ellos con el término nonetsaane. Antiguamente, algunos que buscaban la oportunidad de quizá encontrarse con ellos y así vivir por siempre, escogían vivir solamente con sus familiares más cercanos a cierta distancia de los demás.. Antari iatakera matsigenka inkenishiku, ikogakagakeririka saankariite iriatakera, ikavintsaakeri itentanakari ivankoku, ovashi ipegaka, tera iripokae. (Se decía que) cuando un hombre iba al monte, si los espíritus buenos lo escogían para ir (a vivir con ellos), le hacían el favor de llevarlo a su casa y desaparecía y ya no regresaba. ¶ Antiguamente algunos decían que los saankariite no tenían hijos, mientras otros afirmaban que era cierto que no tocaban a las mujeres, sin embargo masticaban el fruto pocharoki y se lo daban boca a boca a sus mujeres quienes concebían como resultado de eso. Yogari saankariite yaviakero itsinanetsite pocharoki itimanake otyomiani. Imechotamanakerika tsitekyamani ikatinkavetanaka nuivagetake. Itsinkavetanaka atake imaranetanake. Okutagitevetanaka pa antaritake. Itovaigavageti kara kantavagetake eee eee ee. Intagani neaigiri seripigarisanorira yogara igamarampite. Pairani piatakera inkenishiku nigankishiku onkitsitinkanakempi inkenishi ariompa pineanakeri saankariite ovashi pinkonoitanakempari. Maika tenige. Inetsaakeri, aikiro ikogakotakarika pocharoki, ivenkiki ipaigakeri. Aiño saankariite timatsirira otegapage, otishiku, mapuaku. Gara itimi piatumatakera aiñoni agakempi sopai, intitari kamagutakoigakai. Los espíritus buenos saankariite dan pocharoki boca a boca a sus mujeres y quedan embarazadas (lit. existen sus pequeñitos). Si (el niño) nace tempranito por la mañana, al medio día (lit. cuando (el sol) está directamente (arriba)) ya está andando. Cuando ya está bajando, (el niño) está grande. Al día siguiente ya es totalmente adulto. (Estos espíritus) son muy numerosos. Los únicos que los ven son los chamanes verdaderos cuando toman su ayahuasca. Antiguamente si ibas a vivir lejos en el bosque (lit. en el medio del bosque), cambiarías (lit. te penetraría) y poco a poco comenzarías a encontrarse con (lit. ver a) los buenos espíritus dando como resultado que vivirías con ellos. Ya no es así. (Los chamanes) visitan con ellos y cuando necesitan pocharoki o piripiri les dan. Hay saankariite que viven en las flores, en los cerros, en las piedras dentro del agua. Si ellos no existieran y tú fueras un poquito más allá (del patio de tu casa), te cogería un demonio sopai, son pues (los saankariite) que nos cuidan. V. inetsáane, saankagantsi1; -ite 1.3.3; mavaintini, kamagantsi1.

serepitontsi m.pos. {iserepito} piedritas usadas por los chamanes y brujos. ◊ Tradicionalmente, había dos clases de serepitontsi: los cristales de cuarzo o roca saakiri usados por los chamanes seripigari, y las piedras negras yogevuroki usadas por los brujos matsikanari. Las llevaban constantemente en sus chuspas para cuidarse con ellas y para que les ayudaran en el ejercicio de su profesión. Se contaba que una manera de conseguir estas piedritas era la siguiente: un chamán iba a una quebrada y por varios días observaba que había una piedrita redonda, posada encima de otra piedra más grande, que se metía al agua cada vez que el chamán se acercaba. Le daba ganas de cogerla pero no podía, porque siempre (la piedra) se metía al agua. Entonces echaba gotas de tabaco a la piedra grande donde siempre se asentaba la piedrita para drogarla, y así podía cogerla y tenerla como serepitontsi. V. seripigari, seri.

seri inan. {isere} tabaco. ◊ La palabra seri es la base de la palabra seripigari curandero o chamán; el tabaco tiene muchos usos medicinales y culturales; entre ellos están los siguientes: Yasogakeri/yasokakeri irirenti seri ompegaempara imerentsite. El sopló tabaco (en la nariz) de su hermano, utilizando una cañita, para que se desapareciera su gripe. Yogari seri itagashitagani iveki intiri kasuvarerini. Se quema tabaco para ahuyentar piojos de gallinas y los demonios tunchi. Ikaagantantagani otsiti seri iroganaemparoniri iseka. Se pone (tabaco) en la nariz de los perros para que coman su comida (o yuca). Ogari opatsa seri itirivagantetakaro seripigari kameti irachomigakerira mantsigari. Antari mamerira opatsa, onti ipenatashitakari. Los curanderos o chamanes se pintan dentro de sus bocas con pasta de tabaco para chupar a los enfermos. Si no hay pasta, fuman las hojas para (curarles). ; ◊ Tradicionalmente algunos fumaban o masticaban tabaco para ver visiones y quizá encontrar el camino a la tierra de los inmortales y la vida eterna. V. seripigari.

seripigatagantsi seripigaritagantsi vi. {iseripigatake, iseripigaritake} convertirse en curandero o chamán; practicar el chamanismo. Yogari novisarite pairani omirinka yoguntevagetaka seri, ontitari ikogakera iseripigaritakera. Hace muchos años mi abuelo tomaba tabaco todos los días, porque quería practicar la profesión de curandero. V. seri, pigatagantsi.

shoo onom. representa el ejercicio de poder sobrenatural. ◊ Tradicionalmente se contaba que ciertos seres poderosos (tasorintsi), los chamanes (seripigari) y los brujos (matsikanari) tenían poder de crear, sanar a enfermos o hacerlos morir con el poder sobrenatural representado por la palabra shoo. Yogari novisarite ikenkitsatakotakeri koki yovegairira seripigari ikanti: “Imantsigavageti notineri, impo ipokake seripigari ikantakeri: ‘Shoo, povegaempa’, ogatyo ikenake yoveganaa”. Mi abuelo estaba contando de (la época) cuando a mi tío lo sanó el chamán y dijo: “Mi sobrino estaba muy enfermo, entonces el chamán vino y le dijo: ‘Shoo, sánate’, y ahí mismo se sanó”. Ikantake Tasorintsi: “Shoo, ontimanake inchatoshipage”, oga okenake otimanake. (Cuentan que) el creador dijo: “Shoo, va a haber monte”, y ahí mismo hubo. Ikantake matsinti: “Shoo, inkamake”, ovashi imantsigatanake ikamake. (Cuentan que) el brujo dijo: “Shoo, va a morir”, y por consiguiente comenzó a enfermarse, y se murió. V. tasorintsi.

timagutagantsi vt. {itimagutakeri} vivir en. • Se usa este término para referirse a la acción de los espíritus auxiliares de un chamán y de otros espíritus a los que tradicionalmente se les atribuía la capacidad de vivir en él. Yogari seripigari itimagutakeri inetsaane, irirokya pugakeri iatakera anta itimakera irirori. El espíritu auxiliar de un chamán viene a vivir en él y es el que lo reemplaza mientras (el chamán) va a vivir donde (el espíritu) vive. V. timagantsi; -gu 4.8.2.9; inetsáane.

tonkakotagantsi vt. {itonkakotakeri} pegar un tiro a alguien o algo que está dentro de algo o junto con ello; matar con escopeta a la madre de una cría sin matar a la cría. • El complemento del verbo es la cría. Yogarora seripigari igamarampite, imarentanaka ikantakotakerira inetsaane kameti iripokakeniri inkavintsaantakera intonkakotakerira kamagarini. Cuando un chamán toma su ayahuasca, canta refiriéndose a sus espíritus auxiliares para que vengan a hacer el bien y matar a cualquier demonio (que esté cerca apoyándose en el tronco de un árbol) con relámpagos. Iatutira chapi nojime ikenavagetira itonkakotake ityomiani komaginaro. Cuando mi esposo fue ayer al monte a cazar, mató una mona chora con cría. V. tonkagantsi; -ako 4.8.1.1.

vankagintsi inan.pos. {ivankagi} la punta de la coronilla. ◊ Es costumbre tradicional pintar la punta de la coronilla de un muerto con achiote cuando se le entierra para asegurar que cuando vaya a vivir dentro de la tierra, pueda vivir río arriba con la buena gente que se ha portado bien, (negintevageigacharira), y no río abajo, con los malos (ivegaga). También se pintan las puntas de las coronillas de los recién nacidos con achiote mezclado con el almidón de la planta tinkamivocharokite para que sean sanos y felices, y para evitar que sean asustadizos lo que da como resultado que su alma salga por la coronilla y se enferme; si sale, un chamán seripigari va al monte puqueando en su busca y cuando la encuentra, viene y sopla la coronilla del bebé para hacerla entrar otra vez; luego se pinta la coronilla otra vez con achiote para sellarla y evitar que salga de nuevo. V. opanka.
  • Page 1 of 2
  • 1
  • 2
  • >