Search results for "tsavitetagantsi"

tsavitetagantsi 1vt. {itsavitetakeri} aparecerse a alguien en la forma de un familiar u otra cosa como presagio de muerte (concepto tradicional). Ogari ina osameatakeri icha ivoroku intsavitetakerira tsuvani. Mi mamá ha pintado (con achiote) la cara de mi hermano, poniéndole diseños para que (cuando vaya al monte) haga que el mal agüero piense que está viendo (a un jaguar y no le vaya a hacer enfermarse con ubrera). • El sujeto del verbo transitivo es la persona o la cosa que la víctima piensa haber visto. Inkaara itsavitetakena notomi noneiri aratinkake anta avotsiku, impo nogasanoti kavako ontityo ogamashitaga oshi amakerora tampia. Endenantes mi hijo se me apareció y lo vi parado por allí junto al camino, pero después me fijé bien y era una hoja seca sacudida por el viento. 2vr. {itsavitetaka} pensar haber visto momentáneamente a alguien o algo que se le ha aparecido como presagio de muerte (concepto tradicional). ◊ Tradicionalmente se pensaba que si uno iba al monte o al río y pensaba que había visto a una persona, pero después, al mirar bien, se daba cuenta que era un palo o un nido de comején u otra cosa, de seguro iba a morir.. Inkaara ikenkitsatanake novisarite ikanti: “Chapi noatuti katonko, paniro napuntanaka. Impo noshonkavetanaka noneiri notomi ikenapai. Impo nogasanoti kavako mameri, onti aratinkankitsi samakara. Nokanti: ‘¡Eveee, maika nonkamake!, itsavitetakenatari notomi’ ”. Endenantes mi abuelo estaba contando (sobre su viaje) y dijo: “Ayer fui solo río arriba. Luego (estando allí) de repente me volteé y vi a mi hijo que venía, pero cuando me fijé bien, no era él, sino que era un tronco seco que estaba allí parado. Dije: ‘¡Ayyyy de mí, ahora sí voy a morir!, porque mi hijo se me ha aparecido’”. ¶ Para tratar de averiguar si era cierto que esto le había pasado, la supuesta víctima se pellizcaría las pestañas y en caso de que le doliera, no tendría miedo sino diría: “Onti noneamampegaka”. ”Es que no vi bien”. Pero en caso de que no le doliera, se asustaría en gran manera diciendo: “¡Eveee! ¡Maikaniroro nonkame notsavitetakatari!”, “¡Ayyyy de mí! ¡Ahora sí voy a morir, porque pensé que estaba viendo a (mi hijo) pero cuando miré bien (era un palo)!” ¶ En cuanto a los niños se decía: Itsavitetaka ananeki tera imatsivoke onti yogantaka igutyakarekia kogapage, tera irimagagantsite. (Cuando) un niño itsavitetakano cierra bien los ojos (cuando duerme), sino que “mira” con los ojos en blanco sin ver nada pero tampoco duerme tranquilo. • El sujeto del verbo reflexivo es la víctima misma. Nokemakotakeri notineri kamake okantake iriniro: “Onti itsavitetaka iavetakara inkenishiku tatarika ineake, impo ovashi ikomutaganaka ikamakera”. Me he enterado de que mi sobrino ha fallecido y que su mamá dijo: “(No sé) qué habrá visto cuando se fue al monte, pero como consecuencia de ello se enfermó repentinamente y se murió”. V. –te2 4.8.1.9.

kampaarerovenkiki inan. esp. de juncia (reg. piripiri). ◊ Se usa como antídoto contra cualquiera enfermedad o consecuencia que se supone ser el resultado de la acción de tsavitetagantsi. Antsavitetempara, ankaokitantaemparo kampaarerovenkiki aveganaempara amantsigatakera. Si vemos algo que nos parece que es una persona pero después no lo es, debemos ponernos gotas de kampaarerovenkiki en los ojos para sanarnos de nuestra enfermedad.

itsavitetaka V. tsavitetagantsi.

itsavitetakeri V. tsavitetagantsi.

kemasamampegagantsi vr. {ikemasamampegaka} pensar haber oído a alguien llamar cuando en realidad, no había nadie. ◊ Tradicionalmente se decía que a veces cuando uno tenía una experiencia de esta naturaleza, lo que había oído eran las voces de las almas de personas difuntas o de algún espíritu maligno, señal de que uno iba a enfermarse gravemente o morir; era motivo de mucho miedo. Antari inkaara iatutira apa itsiretira, ikemasamampegaka ikemiro ina okaemapaake joo. Impo ikaemaveta irirori, mameri onianakera, pairagitevagetake shikerere. Endenantes cuando mi papá fue al monte a sacar cogollos de palmera, pensó que oyó a mi mamá llamar joo; luego él contestó pero ella no habló más, sino que sólo reinaba el silencio absoluto shikerere. V. kemamampegagantsi, tsavitetagantsi.

tisoni

tísoni m. gallinazo; buitre. ◊ Tradicionalmente algunos decían que si un muerto era comido por los buitres o gallinazos, ellos lo llevaban arriba de las nubes donde vivían y donde le convertían otra vez en una persona viva soplando en su corazón para inflarlo, o en sus huesos, especialmente en el caso de un ahogado (itapigairo). Primeramente, le cortaban la cabeza, sacaban su corazón y asaban su carne. Convertían el corazón en un nuevo cuerpo y le daban su propia carne para comer. Si la comía de inmediato todo estaba bien, pero si era una persona que nunca había comido cosas asquerosas (p.ej. tripa que no estaba bien lavada) se resistiría a comerla porque se daría cuenta que era su propia carne. Entonces el gallinazo le cortaría la cabeza otra vez, y el proceso comenzaría de nuevo. Se decía que cada vez que tenía que cortarle la cabeza los truenos sonaban pugarararaagn. Cuánto más rebelde que se ponía, cuánto más fuerte sonaban. Algunos contaban que si no se le podía hacer comer de su propia carne, le metían en una casa llamada Magisaantini Lugar del olvido para que se olvidara de su propia carne y comiera. Una vez que había comido su carne, ya podía comer todo lo que los buitres comían como si fuera algo normal. Otros contaban que a veces los gallinazos castigaban a la persona que no quería comer cosas asquerosas poniéndola en la extremidad de una rama delgada y dejándola balancearse con el viento. Si lloraba, sus lágrimas caían al suelo convertiéndose en llovizna. Tambíen algunos decían que unas personas trataban de acostumbrarse a comer cosas asquerosas aquí en la tierra para no sufrir allá con los buitres, sino poder comer su propia carne y todo lo que come el buitre, mientras otros decían que era al revés, y que la persona que tenía miedo a las cosas asquerosas aquí en la tierra, no iba a sufrir allá porque iba a ver su propia carne como si fuera carne de sachavaca; la persona que comía cosas asquerosas aquí en la tierra iba a tener miedo de comer su propia carne donde los buitres. ¶ Tradicionalmente se decía que era seguro que un niño se iba a enfermar y quizá iba a morir en caso de que divisara desde lejos que alguien estaba andando, ya sea a una sola persona o a varias, pero que al acercarse se daba cuenta de que era un buitre. De esto se echaba la culpa a la característica que se creía poseían los buitres de aparecerse a alguien para presagiar su muerte. V. tsavitetagantsi.