Search results for "yontsirentakaro"

yontsirentakaro V. tsirentagantsi.

tsirentagantsi 1vtr. {yontsirentakaro} reflejarse en. • Este término se aplica cuando todavía se ve la luz del sol, pero éste ya se ha puesto. Antari ishonkanaara poreatsiri, otimake yontsirentanaaro otishi. Cuando el sol ya se ha puesto, todavía se refleja en el cerro. 2vr. {yontsirentaka} reflejar, reflejarse, haber reflejos de la luz del sol; tener la forma de algo (una nube). Antari chapi noatutira inkenishiku, impogini nopokavagetai kara panikya ampavatsaanaempa, kantankicha aiñokya yontsirenta poreatsiri, tekyasano ampavatsaempa. Ayer cuando fui al monte, regresé muy tarde y ya estaba por anochecer, pero todavía se podían ver los reflejos del sol, no estaba tan oscuro. ◊ En noches claras sin luna, las familias acostumbran llevar esteras al patio, hacer candela, charlar e hilar, mientras los niños juegan. A veces puede aparecer una nube que tiene, por ejemplo, la forma de una canoa y que se interpreta como una predicción de la llegada de alguien. Se dice: ¿Tyanirika gatsonkuatakotapaatsi? Pokapaake pitotsi ontsirentapaaka. ¿Quién estará surcando el río en (una canoa)? Está acercándose y se ve su reflejo (en la nube). Según se afirma, solamente pueden reflejarse así cosas grandes como una canoa muy grande, una manada de huanganas, etc. V. komutagantsi.

kovoreatagantsi vi. {ikovoreatake} brillar, resplandecer (luz reflejada), estar o ser brillante o lustroso/a. Yontsirentakarora poreatsiri nearontsi, okovoreavageti. Cuando el sol se refleja en un espejo, brilla. • La madera de ciertas palmeras, como la pona, el pijuayo, el huincungo, etc., es tan dura y negra que se usa la palabra okovoreatake brilla para describirla. Noatuti nokaragotatira kamonakota, maani nagakero niganki. Antari otsitiku nokaravetakaro ontontavageteratyo kara ¡tyarika!, kovoreataketyo niganki otisenareanakero nosavurite. Fui a cortar ripas de pona y saqué unas cuantas del medio (del tronco). En cambio, cuando traté de cortar (el tronco) cerca de la raíz, (la madera) estaba muy doble y tan dura (lit. brillante) que melló mi machete.