Search results for "acha"

inkurishi [del cast.] m. los ingleses. ◊ Tradicionalmente se contaba que en una oportunidad varios matsigenkas hábiles fueron llevados río abajo, cruzaron el mar y se fueron a vivir con los ingleses quienes les enseñaron a hacer varios tipos de artículos. Se decía que no lo aprendieron bien, por eso los machetes se embotaban, etc. Algunos decían que el tercer hijo de Yakonero, Pachakamu, también se llamaba Inkurishi. Maganiro itentaiganakari ituakotagaiganakerira iatagaigakerira mareku. Impo yagavagetanakerora anta, irorokya yamaatakoiganake mareku, iaigakera ikonoitaigakarira Inkurishi, irirotari gotagaigakeri yovetsikavagetantaigarira iaraki. (Tradicionalmente se contaba que) a todos (los escogidos) los llevó río abajo hasta que llegaron al mar. Después de haber llegado allá, viajaron por el mar en embarcaciones y se fueron a vivir con los ingleses; ellos eran, pues, los que les enseñaron a fabricar las mercaderías. V. Yakónero, Chainkavani.

ípitsa m.pos. am.pos. la sustancia medio pegajosa de él (p.ej. de barbasco machucado, brea, resina juntada como de tsivaki, katarompanaki, sumpa). bm.pos. la cera de un panal de abejas pitsi, yairi, kachantairi. V. ópitsa.

iriroratyo pron. había sido él. Iriroratyo pokankitsi notomi. Antari inkaara nonapaakera anta samani, noneventapaaka patovageigaka noneiri tyaniri. Había sido mi hijo el que llegó. Endenantes cuando estaba llegando y todavía estaba un poco lejos, vi que (había gente) reunida y pensé que era otra persona. • Generalmente la primera y segunda personas se usan para expresar admiración o sorpresa; p.ej. la segunda persona se utiliza cuando alguien recién se ha dado cuenta con quién se encontró, o quién es que ha llegado; también se usa cuando se trata a un desconocido como si fuera un amigo bien conocido. Impogini imavagetanaka kemari irirori, iriro impogivagetanankitsi ikiashintsati iachane, ishonka ineiri aratinkake ikantiri: “¡Ani, viroratyo! ¿Tyara piate?” (Cuentan que) luego llegó (lit. hizo lo mismo) el tapir. Él venía al último cargando sus hachas, se volteó, vio (al hombre) parado y le dijo: “¡Cuñado, habías sido tú! ¿A dónde vas?” Maika nogotake irororatyo pakeri ina icha kitsagarintsi, kogapage ikantake: “Onti nopunaventakero kamatikya”. Ahora sé que había sido mi mamá quien le dio la cushma a mi hermano, pues él había dicho: “La compré río abajo”. V. iriro; -ra 4.14.4; -tyo2 4.15.3.

isameto isámeto m./inan.pos. su similar, semejanza o parecido (de él). ◊ Tradicionalmente se decía que ciertos animales que antiguamente existían cuando había comunicación entre el cielo y la tierra (véase omogutotsa inkite), tenían aquí en la tierra sus similares en forma de animales demoníacos a los cuales se referían con el término isameto. Entre ellos estaban el maquisapa, la perdiz y el sajino. Se decía que el animal y su similar demoníaco se parecían en todo, salvo que los animales demoníacos eran feos y podrían hacer daño a la gente (p.ej. se pensaba que isameto kentsori el similar de la perdiz era parecida a ella misma pero con algunas variaciones como no tener plumaje completo sino tener el cuerpo cubierto de algo como ceniza). Muchas veces los nombres de estos animales llevan el sf. -niro silvestre, maléfico/a (p.ej. shintoriniro sacha-sajino). ¶ Además, actualmente se aplican los términos isameto y osameto a plantas que manifiestan las características de sus similares. Se ven estas características en muchas plantas cuyos nombres generalmente terminan con el sufijo -pini parecido/a. Se dice, por ejemplo, que la planta samanipini, que tiene rayas en las hojas parecidas a las rayas del majás, es isameto samani, y que la planta pogonto jergón-sacha, que tiene diseños bonitos en el tallo como los del jergón tavátori es isameto maranke. Las diferentes partes de las plantas, generalmente las hojas o las raíces, se utilizan por motivos relacionados con los animales cuyos nombres y características llevan; p.ej. se raspan las raíces de la planta samanipini, se mezclan las virutas con la comida de los perros y se les da para que sean buenos cazadores de majás; se usan raspaduras del tallo del arbusto maseropini el similar del sapo para curar los diviesos que tradicionalmente se atribuía a que les salían por haberse burlado del mismo sapo.

Itsintyaamonkite m.pos. nombre o apodo de un gran chamán de la tradición oral (lit. su engendrado, su verdadero hijo por otra mujer). ◊ Tradicionalmente se contaba que Itsintyaamonkite era un hombre que tenía dos hijos en una mujer que no era su esposa. A estos les llamó Notsintyaamonkite Mi verdadero engendrado, y ellos reciprocaban a su padre diciéndole Notsintyaamonkite. Se contaba que antes de nacer estos hijos, había un hombre llamado Pagiriniro quien tenía relaciones sexuales con ciertos animales y por consiguiente, cuando él murió, ellos también se murieron y en su lugar existían seres mitad (o sea de un lado) animal y mitad demonio. A estos seres se les conocía por términos que terminaban con el sufijo -niro que daba a entender que eran parecidos a sus especies de origen pero a la vez eran demonios; los términos regionales emplean el prefijo sacha- para traducir este sufijo: shimaniro sacha-pez; kanariniro sacha-pava; tsamiriniro sacha-paujil; oshetoniro sacha-maquisapa, shintoriniro sacha-sajino). Estos demonios eran muy temidos, especialmente el sacha-maquisapa y el sacha-sajino. Como ninguno de ellos ya servía para comer, un día los hijos de Itsintyaamonkite decidieron ir, contra las admoniciones de su padre pero protegidos por su poder, a matar al sacha-maquisapa y así hacer regresar a los peces, las aves y los maquisapas verdaderos que habían desaparecido por culpa de Pagiriniro para poder cazarlos de nuevo.. Impo Itsintyaamonkite ikantakeri iriri: “Notsintyaamonkite, pagamaakotakenara noatakera nonkamosotakiterira oshetoniro nonkentaerira kameti intimanaera oshetosanorira nomatsagavagetaempara pagaavagetaera igeeka pintsiantaavagetaera”. Entonces Itsintyaamonkite dijo a su padre: “Notsintyaamonkite, protégeme (lit. pórtate bien a mi favor) mientras voy a buscar al sacha-maquisapa y matarlo para que existan otra vez los verdaderos maquisapas, y yo los mate y tú tengas su manteca en que mojar (tu yuca)”. V. oshetoniro, shintoríniro.

íviri inan. {irívire} trampa hecha de soga para coger pájaros, aves y animales pequeños. Nokamosovetutaro novire mameri, tera impaage, onti yontsarinkakero novetsaagetanairo, impatyo maika ariorakari impaagake. He ido a ver mis trampas, no había caído nada ni un animal, sólo las habían hecho caerse, pero ahora las arreglé de nuevo, a ver si más tarde pueda caer (algún animal). ◊ Tradicionalmente se colocaban las trampas en el monte, en los árboles donde abundaban los frutos y las semillas que eran el alimento de las aves, y en los caminos donde andaban los animales. A todas se les trataba con mucho respeto. Mientras se colocaba una trampa, se guardaba silencio; no se conversaba, no se eructaba y no se despedían pedos para no profanarla. También se decía que cuando el cazador regresaba a la casa, no debía hablar con nadie, ni reírse, ni mirar la llama de la candela; si hablaba o se reía, la trampa, que era para él una persona, iba a hacer lo mismo y las aves iban a escuchar y retroceder para evitarla; si miraba a la candela, la trampa iba a arder y de la misma manera iban a asustarse las aves y evitarla. Se decía que la soga de una trampa hablaba a las aves diciéndoles: Taina nonkogakempira pine. Ven, voy a buscarte tus piojos. En cuanto el ave se agachaba para que le buscara sus piojos, la soga lo cogía en su cuello. Si el ave se daba cuenta, se acercaba a la trampa por un lado y comenzaba a jugar con ella como un enamorado jugando con su amada; jalaba la soga con su pico hasta bajarla al suelo y luego pasaba al otro lado sin que le pasara nada.. Antari ontirika imagempitakero ikenagutanakero tera ageri, okantagani yontsarinkakero. Si el ave (se da cuenta y) juega con (la soga), y pasa por un lado, ella no lo coge y se dice que él la ha hecho caerse. Yaventaro ani ísati. Mi cuñado está aprovechándose de su ventosidad (para profanar la trampa). Antari ikisakotarira ivatsatsite ananeki, gara ipaagumatai poshiniri irivireku iriri, onti paagaatsine masero ontirika sagoro, matakatari yomanonkakero. Si un niño se molesta por la (cantidad de) carne que se le sirve, ya no volverá a caer ningún animal de caza en la trampa de su padre, sino que solamente van a caer sapos o lagartijas, porque (su hijo) ya la ha profanado. • También se refieren a estas trampas con el término gashirontsi o gashirintsi lo que se pone con propósito. Entre los varios tipos están: samogarintsi, gavokirintsi, konoshintsari y konotsari; todos emplean lazos de soga con nudos corredizos. V. iviritsa, tsitsáarintsi, konoshintsari, konótsari, samogarintsi, tameshirintsi, nonkoreagantsi.

kagavintsatagetagantsi vi. {okagavintsatagetake} dar o tener ganas de comer algo. • El sujeto se refiere a la cosa que a uno se le antoja comer. Nopokaira chapi nokenai ovankoku pirento. Mameri irorori, onti noneanake omagonate aityo ontaikakero okyaenka okigake. ¡Omarapagerikatyo kara, kagavintsatagematake kametimataketyo pankishiterora! Cuando vine ayer, pasé por la casa de mi hermana. Ella no estaba, solamente vi sus sachapapas que recién había sacado y las tenía amontonadas por allí. ¡Qué grandes eran, que daban ganas de asarlas (y comerlas)! V. ka- Apén. 1; gagantsi3; -vintsa 4.8.3.6; -ge 4.8.2.1.

kamagantsi₁ vi. {ikamake} avi. desmayarse, perder el sentido, estar paralizado/a. Yogari iraniri apa iparigake yataguvetakara pochariki yonkaragaravagetaka. Ikamake itasagiiku, tenige iranuitae. El cuñado de mi papá se cayó cuando estaba subiendo para coger chimicuas, y se fracturó. Sus piernas se paralizaron y ya no camina. bvi. morir. Ipasatakeri apa maranke igitoku ton ton ineiri kamakeri iokanakeri avotsiku. Mi papá golpeó a una serpiente en la cabeza ton ton y pensando que estaba muerta la dejó en el camino. ◊ Antiguamente algunos contaban que eran los mismos matsigenkas quienes escogieron el sufrimiento y la muerte ya que estaban aburridos con su vida tranquila y eterna. Se decía que en el principio, cuando un buen tasorintsi creó a los matsigenkas, podían ir de un sitio a otro muy velozmente y subir a los altos cerros sin cansarse. Como llegar de un sitio a otro no les costaba nada, sino que ni bien salían de viaje y ya estaban llegando, les parecía que ese estilo de vida no les daba tiempo ni para mirar al paisaje, ni menos para reflexionar y conversar en el camino. Pensaban que sería mejor sufrir para subir los cerros y surcar los ríos. Un día Tasorintsi les preguntó si querían seguir viviendo tal como estaban haciéndolo o si preferirían viajar más lentamente y sentir cansancio al subir a los cerros. Dijeron que la segunda opción sería preferible, porque estaban muy aburridos y muy fastidiados de llegar tan rápidamente a dondequiera que iban sin tener tiempo para contemplar, entonces él les concedió su deseo. Algunos contaban que lo mismo pasó con la vida eterna de la que habían sido dotados cuando fueron creados. Escogieron “conocer” o “ver la muerte” y de esa manera fueron condenados a ella a pesar de sus esfuerzos posteriores de encontrar la ruta a la tierra de los inmortales.. Maikari pikogaigakero pigamane ario inkañoiganake iyashikigeiganakera gara ikusoti. Iroro irantaritumaiganakera inkamaiganae pa pogereaigaa. Ahora, ya que quieren morir, así también será con todos sus descendientes, no van a tener resistencia (para enfrentar la muerte). Cuando apenas lleguen a ser adultos, comenzarán a morir y a extinguirse. ¶ Tradicionalmente, se preparaba el cadáver para su entrada a la próxima vida pintándolo con su propio achiote, pero la mayor preocupación después de una muerte era, si fuera posible, disponer del cadáver, antes de que anocheciera, preferentemente enterrándolo río abajo. A veces se le ponía en una balsa y se le mandaba flotando río abajo (véase matsontsori). ¶ En la zona del río Mantaro, donde por ser monte virgen abundaban árboles grandes lejos de las casas, se acostumbraba poner el cadáver en el monte en una plataforma puesta encima de las aletas de cierto tipo de árbol grande, o en un árbol hueco. Además de pintarlo con achiote, también se recogían hojas de floripondio, se las frotaban entre las manos, se las mezclaban con agua fría en una olla grande y se echaba esto sobre el cadáver antes de ponerle otra vez su cushma y envolverlo en una estera. El propósito del floripondio era evitar que los gallinazos lo comieran. A veces, por un plazo de más o menos una semana, dos o más familiares iban diariamente a revisar el cadáver. Antari ikamageigira, yagashitavaagani irashi ivotsote ipotsotantavaaganira ivoroku ontiri itamakoku, impo ontiri aikiro ishinkureku. Impogini yovashitaagani anta ipioku, oshigitakotaaganira ikantunkanira: “Maika nero oka pivotsote oka. Ma paita pintinaanaera, iroro pimpotsotaempa”. Cuando una persona muere, se recoge su achiote y se le pinta con eso en la cara, en la frente y en la coronilla. Luego se le hace un tambito encima de su sepulcro y se mete (el bambú que contiene) su achiote entre las hojas y se le dice: “Ahora aquí tienes tu achiote. Más tarde cuando te levantes, vas a pintarte con esto”. Aikiro potsoti pogakerorika anta ikitatunkanira kamatsirini, impogini pinkamosotaatero pineake impotsotakerora onta ikitatakaro inchapoa pinkanteri: “Maika ata ikitareanaa, pinetyo ipotsotanairora”. (Se dice que) si pones achiote allá donde un muerto está enterrado, cuando vas para verlo, vas a ver que él lo ha usado para pintar los palos y vas a decir: “Ya ha resucitado porque ya ves que ha pintado (los palos) con el achiote (que dejamos allá donde estaba enterrado)”. Yogari ikamira matsigenka ipotsotavaaganirira, onti iatai itimaira anta savipatsaku itimaigira matsigenka gaigaririra shima terira ontime igito, sekatsi, tera iratsipereaigae. Yogari terira impotsotempa ikamira, onti iatake ikonoitaigakarira matsigenkaegi timaigatsirira terira onkametigitete, ikonoitaigakari potsitacharakiri, onti yogaiga samakara ontiri sampantoshi yatsipereavageigake. Yogari neginteigacharira iaigai ikonoitaigaarira saankariite tera iratsipereavageige ineaigaerora igamane, onti ikantakani itimaigi kameti ishinevageigaka. Cuando se muere un matsigenka, se lo pinta con achiote y así va a vivir allá debajo de la tierra donde viven los matsigenkas que comen pescados sin cabeza y yuca, y no sufren. Los que no están pintados cuando mueren van a vivir con los matsigenkas que viven en un ambiente feo junto con los que traen puesta ropa traposa y negra o despintada, comen palos podridos y hojarascas y sufren. Los que llevaban una vida buena portándose bien van a vivir con los espíritus buenos saankariite (de manera que) no sufren, nunca vuelven a morir sino que viven muy felices por siempre. ¶ Durante los días inmediatamente después de una muerte, las mujeres de la familia, o del grupo, que eran casadas cuidaban mucho a sus maridos, inclusive los acompañaban cuando iban más allá del patio a defecar. No se les permitían ir solos para evitar que se encontraran con el espíritu del difunto. Antari ikamageigira okyara, ogari jimentaigacharira okantakani okamaguigiri ojime, magaro iatakera ishitera amampianakeri. Cuando alguien ha muerto recién, las mujeres que tienen maridos los cuidan mucho (lit. los miran continuamente), inclusive los acompañan a defecar. ¶ Tradicionalmente, a veces se decía que el día se había puesto nublado o lloviznoso porque alguien había muerto y se había convertido en algún animal; también se pensaba que si llovía un día después de una muerte indicaba que el muerto estaba vomitando. Se decía que después de morir, cuando llegaba donde sus familiares, le daban masato para hacerle vomitar todo el sufrimiento que había padecido aquí en la tierra. También los miembros de su familia que le sobrevivían tenían que vomitar tempranito por la mañana del día después de su muerte para purgarse de los efectos de haber comido con el muerto y evitar sufrir de indigestión; también se bañaban con agua caliente para no sufrir de dolores por todo el cuerpo. V. kamatsírini, kamasántori, Kamavenia, potsoti, savipatsaku, tasorintsigitetagantsi.

kamamashiri adj.sust. aadj.sust. apagado/a (p.ej. los colores beige, gris, cenizo, ceniciento, violado claro); despintado/a. • Se aplica este término a manchas de color cenizo o gris oscuro (p.ej. las que producen los plátanos verdes). badj.sust. hojas marchitas. • Se aplica este término a las hojas de plantas que se marchitan como señal que ya están listas para ser cosechadas (p.ej. de sachapapa, daledale, maní, caña de azúcar). V. kamamashitagantsi, kamárari.

kameshigágeri adj.sust. que se pela fácilmente (p.ej. un plátano seda; daledale y sachapapa cocinadas). V. ka- Apén. 1; meshigagantsi.

kamórintsi inan.pos. represa. ◊ Se usa este término para referirse al sistema que se usa para cerrar o desviar un brazo de agua y secarlo para recoger pececitos, carachamas, etc. Donde entra el agua al brazo, se construye una represa comenzando con palos y piedras de varios tamaños seguidas por ripio, musgo tagamu y tierra para llenar bien los huequitos. También se cierra el otro extremo con palos, piedritas y hojas para evitar que se escapen los peces. V. kamotagantsi1.

kanagagantsi vr. {ikanagaka} andar encorvado/a o agachado/a; ser gibado/a, jorobado/a (por naturaleza o por vejez). Notonkivoavakaro pagiro oatira otsamaireku, tera oneavakena okanagapaakatari otenatakerotari oseka. Mi tía había ido a su chacra (y cuando estaba de regreso) me encontré con ella en el camino, pero no me vio porque estaba andando agachada por el peso de su yuca.

kantimotantagantsi vt. {ikantimotakeri} usar un estilo de habla especial para criticar o burlarse de un rival (lit. decir donde él o ella). ◊ Tradicionalmente kantimotantagantsi se usaba para criticar o hablar de los defectos verdaderos o supuestos de un rival o hermano con que no se llevaba bien, o para burlarse de él; también se usaba entre las dos mujeres de un mismo hombre, pero generalmente se daba entre hombres que se referían el uno al otro con el término nochárine; se empleaba cuando alguien estaba molesto con su rival o cuando quería hacerle pelear; esto se hacía criticándose o ridiculizándose a sí mismo dando a entender que en realidad no hablaba de sí mismo sino del rival con el cual hablaba en ese momento. Yogari kogankitsirira inkantimotakerira icharine onti ikantake: “Narori tera nontsamaite onti nagasekatantavageti”, kantankicha tera iriro kantasanotachane, inti ikantimotake iricharine. Impo inkantake iricharine: “¿Tyara nokantakempira nerotyo nanti pikantimonatake?, nashityo nagasekatantavagetakera”. El que quiere criticar a su rival le dice por ejemplo: “Yo no trabajo en la chacra, sino que saco yuca ajena para comer”, pero verdaderamente no habla de sí mismo sino de su rival. Entonces el rival va a decir: “¿Qué te he hecho para que me hablas así?, es asunto mío si estoy sacando yuca ajena”. V. kantagantsi; -imo 4.8.1.8.

karatagantsi 1vt. {ikaratakeri} avt. cortar con cuchillo, hacha o machete. Itsamaivagetake apa itsamaire ineake maranke kurotaka, matsi gara yagiri ovashi ikaratakeri isavuriteku. Mientras mi papá cultivaba en su chacra, vio a una serpiente enroscada; felizmente no lo mordió, entonces la cortó con su machete. bvt. indicar hasta dónde llega algo. Yarateanakero apa Picha okaratakeri inegiku, ovashi imonteaka intati. Mi papá estaba vadeando el río Picha, y el agua le llegaba hasta el pecho; luego llegó a la banda. 2vi. {okaratake} avi. parar, acabarse o terminarse una acción. Chapi ogantavagetanake merentsi. Maikari maika atake okaratanake. El otro día estaba dando la gripe. Ahora ya paró. ◊ Las madres repiten la forma dim. kariatanae para arrullar a sus hijitos cuando lloran. bvi. ser de tal o cual cantidad. Iaigake yantavageigakera kara katonko, ikaraigake veintisiete ontirika veintiséis. Han ido a trabajar por allí río arriba, y son veintisiete o quizás sean veintiséis (personas). ¿Aka ikaratake pitomi? ¿Cuántos hijos tienes? • Aparece con -apa adl. en varias formas nominalizadas para indicar que alguien está por llegar. Notomi, gara piraga, karatapaankitsine piri. Hijito, no llores, tu papá está por llegar.

kareniégiri adj.sust. sin pelos (lit. tubérculo liso; p.ej. cierta esp. de sachapapa en contraste con la shimpoégiri). V. karenitagantsi, oegi.

katsiketagantsi vt. {ikatsiketakeri} romper o doblar palitos o ramitas (p.ej. al canto del camino para indicar una ruta); doblar el brazo de alguien). Antari iokanakenara apa chapi inkenishiku impatimatanakerira shintori, teratyo nogote tyarika iatake. Impo noneiro ikatsikegetanakerora inchakii, ovashi iroro nopampiatanai noneairira. Cuando mi papá me dejó ayer en el monte mientras iba a perseguir huanganas, no sabía por dónde se había ido. Luego vi que había doblado ramitas (de los arbustitos), entonces con eso me guié y lo encontré. Nokogavetaka nogagutaerimera igamisate notomi, kantankicha teratyo inkoge irogagutempara, impo tsikyani nokatsiketakeri ovashi nogagutakeri. Quise poner su camisa a mi hijo, pero él no quería ponérsela (y extendía su brazo); entonces le doblé despacio y así pude ponerle. ◊ Tradicionalmente, se usaba este término para referirse a un deporte en que dos hombres competían el uno con el otro para ver cuál de ellos tenía más fuerza. Un hombre extendía el brazo y el que lo desafiaba, lo agarraba por encima del codo tratando de sujetarlo o empujarlo muy fuertemente hasta hacer que se le doblara el brazo completamente y la mano tocara el hombro. Otra manera más reciente consiste en sentarse dos hombres cara a cara con los codos apoyados en algo, por ejemplo una mesa, y los antebrazos en posición vertical formando un ángulo recto; se agarran de la mano y empujan hasta que uno de ellos hace doblar completamente el brazo al otro. Antari pairani noneaigiri omirinka ishinkiigara, ikatsikevakagaiganaatyo ineshintsikavakagakara ineaigakera tyanirika pairo yavisake ishintsitakera. Antes yo veía que cada vez que se emborrachaban, comenzaban a medir fuerzas entre ellos haciendo doblar el brazo extendido (de su rival) para ver cuál era el que tenía más fuerza.

katsínori m. esp. de luciérnaga chiquita. [‣ Destella bien rapidito tsiman tsiman tsiman y muerde; la larva, itsa, también brilla y si se le aplasta para matarla, esparce su brillo (itivarokanaka)..]◊ Se atribuye la uta a su mordedura y es muy temida. Se cura con jugo de las especies de patquina kenashi o sacha-jergón pogonto. Tradicionalmente se pensaba que el katsinori olía la orina de los niños e iba a la casa para chupar las llagas o las heridas que habían en el cutis, de manera que éstas no se sanaban nunca.

katushagantsi vt. {ikatushakeri} avt. hacer salir las tripas de algo pequeño pasándolo entre los dedos (p.ej. carachamas, mojarras, ciertos gusanos como tsíaro, shigopa). Pinkatushakerira shivaegi pokakerora iramporetsa ganiri ishititi. Aprieta (las panzas de) las mojarras (entre los dedos) para que se les salgan las tripas y no se malogren. bvt. pasar el hilo entre los dedos, mientras se está hilando para sacar las bolitas que se forman. Ogari ina okirikira, tsikyani oganakero, okatushavairo porokitankitsirira opote onegintetasanotakerora ganiri oporokitumati maani, onti osatyotiro oatsatake. Cuando mi mamá hila, lo hace con todo cuidado, y donde se forman bolitas, pasa el hilo por sus dedos para arreglarlo bien para que no sea ni siquiera un poquito tosco, sino fino y suave (lit. para que vaya totalmente igual).

kavintsaagantsi kavintsaantagantsi 1vt. {ikavintsaakeri} hacer bien o mostrar compasión por otro, hacer un favor, tener misericordia. Antari imantsigatakera novisarite, ogari ina okavintsaakeri omirinka oati opapinitakerira iseka ontiri imire. Cuando mi abuelo estaba enfermo, mi mamá le mostró mucha compasión yendo todos los días a darle algo de comer y beber. Otampiatanake tampia omarane otuanake inchato, matsi ariokona okavintsaakena tera ompasatero novanko oparigapaake onampinaku. Hubo un gran viento y se cayó un árbol. Felizmente no se cayó (lit. me hizo el favor de no caer) encima de mi casa sino a su costado. 2vr. {ikavintsaaka} avr. cuidarse bien, hacerse un favor a sí mismo. Yogari notomi irapitene tsikyata ikavintsaaka irirori iampitakara yogakara irashi tseikintsi. Uno de mis hijos ya se hizo un bien y por su propia cuenta tomó un remedio contra las lombrices. bvr. llegar (lit. ser bendecido/a o agraciado/a llegando a un lugar muy bueno). • Las frases Nanti kavintsaankicha, Yo soy el que ha llegado (lit. soy el agraciado, y ¿Tyani kavintsaankicha? ¿Quién ha llegado (lit. quién es el agraciado? son frases empleadas por personas muy maduras para anunciar su llegada a una casa o para preguntar quién ha llegado donde ellas; hoy en día más se usa una frase como, p.ej., Nakya gonketapaacha. Soy quien recién ha llegado.

kavireagantsi vt. {ikavireakero} sacar el mango (p.ej. de un hacha, un machete). Ogari iachane apa ikavireakero irovetsikashitaerora pashini okavi. Mi papá sacó el mango de su hacha para hacer otro nuevo (lit. otro mango). V. kavitagantsi; -re2 4.8.2.10; okavi.

kavitagantsi 1vt. {ikavitakero} poner mango en (p.ej. un cuchillo, un machete, un hacha). Okotarenkakotanake nosavurite, maika tyarika nonkantaero, tyanirikatyo gotatsi inkavitaenarora. Se salió el mango de mi machete, y ahora (no sé) qué voy a hacer; (no sé) quién sabrá ponerlo para que me haga ese favor. 2vr. {okavitaka} tener mango. V. okavi.

kemari

kémari m. tapir danta, (reg. sachavaca). Okantaganira pairani iatapinitira kemari itsimineku, onti yagaarantakara iaraki. Gamera yogipashiventiri matsigenka ikavegakerira, irogotagakerimera inkampitakera game atsipereavageigi aroegi maika, ontime agaarantavageigempame anta tsimiku. Antari yovosanteakerira itsavetantakerira iroro okenantanaka tenige ineaero arakintsi tsimikutirira. Ogari ipagevetakarira savuri, acha, tivi, opeganaa imperita. Se contaba antiguamente que cuando el tapir iba a la colpa era para conseguir mercaderías (porque para él toda la colpa se convertía en un almacén de mercaderías). Si no lo hubiera avergonzado un matsigenka insultándolo, habría hecho conocer esta fuente de mercaderías a los seres humanos y no estaríamos sufriendo como ahora sino que hubiéramos podido sacar mercaderías en abundancia de la colpa. Cuando (el matsigenka) le soltó una serie de palabrotas, y por eso (el tapir) divulgó (sus secretos), ahí mismo desaparecieron las mercaderías que habían estado en la colpa. Las cosas que le daba como machetes, hachas y sal, se convirtieron otra vez en peña. V. itsímine, gentsírentsi.

kemariatagantsi vi. {ikemariatake} ir a cazar tapir (reg. sachavaca). Agara kutagiteri veintiocho de julio, ikemariatake apa ashi isekatashiigakemparora impateavageigakera intentaigakemparira ikaemaigakerira. Siempre cuando llega el 28 de julio, mi papá va a cazar sachavaca para que haya (bastante carne) para comer cuando lleguen los invitados a jugar fútbol. V. kémari; -a5Apén. 1.

kemaríniro m. sacha-sachavaca (esp. de demonio). ◊ Tradicionalmente se pensaba que tenía la forma de una sachavaca muy grande y fea. V. kémari; -niro Apén. 1.

kempanaróniro m. esp. de demonio (lit. sacha iguana). ◊ Tradicionalmente se pensaba que tenía la forma de una iguana muy grande y fea. V. kempánaro; -niro Apén. 1.